Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zaplana evita desmentir a Villalonga y asegura que ya hizo lo que tenía que hacer en el conflicto lingüístico

El portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, evitó ayer desmentir al ex consejero de Educación Fernando Villalonga y, en referencia a la polémica surgida en torno al valenciano, aseguró que lo que ha "tenido que hacer o decir" lo ha hecho durante sus años de gobierno como presidente de la Generalitat. Fernando Villalonga manifestó esta semana que Zaplana ya había asumido la unidad lingüística del valenciano y el catalán antes de pactar con Jordi Pujol y que así se plasmaba en un documento que redactó él mismo antes de la entrevista celebrada en Reus entre los entonces presidentes autonómicos. Zaplana, que advirtió que no desea intervenir "en debates en los que en estos momentos no debo participar", insistió: "Lo que he tenido que hacer o decir, lo he dicho en el año 1995, 1996, 1997, 1998, 1999, 2000, 2001 y 2002, que no son pocos años".

El portavoz del PP en el Congreso afirmó que "ahí está, con el análisis y el juicio que cada uno quiera hacer, lo que he sido capaz, desde la presidencia de la Generalitat Valenciana, de impulsar, dirigir o propiciar" y agregó: "No tengo absolutamente nada más que decir". En esta línea, Eduardo Zaplana comentó: "Lo único que pido siempre a todo el mundo y he pedido, ya sé que algunos a lo mejor lo consideran mucho pedir, es un mínimo de rigor y de seriedad". Añadió que "cuando se habla de algo, hay que saber de qué se está hablando y qué se está diciendo".

Las declaraciones de Fernando Villalonga también fueron comentadas por el consejero de Relaciones Institucionales y portavoz del Consell, Esteban González Pons, que aseguró que no había visto en lo manifestado por el ex consejero de Cultura ninguna crítica a la actual política del Ejecutivo que preside Francisco Camps. Esteban González Pons que el próximo miércoles presentará a Villalonga como conferenciante -España es Espanya es el título- insistió en que el Consell no había hecho "ninguna valoración lingüística ni filológica" en el tema del valenciano, ya que se trata de una polémica política.

El consejero portavoz, que reconoció que profesa una gran amistad con Villalonga, aseguró que el ex consejero ha dicho lo que pensaba ahora que no ocupa una primera fila de la política y que ha hecho bien. Fernando Villalonga defiende que se reconozca sin tapujos la unidad lingüística del catalán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de diciembre de 2004