Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buena cosecha para la vanguardia musical

Beat Furrer, el compositor suizo que en 1988 reunió un grupo de solistas de música contemporánea para formar el Klangforum de Viena, celebró su 50.aniversario con su amigo Mauricio Sotelo en un concierto extraordinario en el Konzerthaus, al que también acudió el presidente de Austria, Heinz Fischer. Es época de buena cosecha para Furrer y su Klangforum. Después de mucho tira y afloja, el Estado y la municipalidad de Viena han accedido a financiar una nueva sede para este destacado conjunto de solistas de vanguardia musical . Además, Gerard Mortier, director artístico de la Opera de París, acaba de contratar a la agrupación para tres grandes producciones en los próximos tres años. "Que el presidente de Austria se haya abonado al ciclo de conciertos del Klangforum en Viena es una magnífica señal para el fomento de la música de nuestros días", se alegró el compositor madrileño Mauricio Sotelo tras el estreno, el pasado martes, de una obra suya para cámara y saxofón, en homenaje a Beat Furrer, al que le unen 20 años de amistad y actividad artística. Para esta composición salpicada de algunos acentos del flamenco, que lleva el título de Wall of light red, Sotelo se inspiró en cuadros del pintor irlandés Sean Scully.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de diciembre de 2004