Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lufthansa congela el sueldo de los pilotos dos años y aumenta su jornada

La aerolínea alemana Lufthansa ha acordado con el sindicato del sector, Cockpit, congelar el sueldo a sus 4.400 pilotos durante dos años y aumentar las horas de trabajo y la flexibilidad laboral a cambio de que los pilotos de la filial de bajo coste, Germanwings, se acojan al mismo convenio.

El acuerdo, que tendrá vigencia hasta finales de marzo de 2006, es retroactivo y se hace efectivo a partir del 1 de mayo de 2004. Los pilotos sumarán dos horas a su volumen mensual de trabajo, y tendrán que asumir más flexibilidad en sus planes de vuelo, lo que permitirá a la compañía ahorrar 30 millones de euros al año.

Los pilotos han aceptado volar 75 horas al mes, frente a las 73 actuales, lo que permite a la aerolínea ampliar el horario máximo, con horas extraordinarias, hasta las 91 horas al mes, frente a las 88 actuales. El pacto, alcanzado tras varios meses de negociaciones, y que también incluye una reducción de 350 euros en los salarios de los pilotos recién contratados, abre la puerta a la culminación de acuerdos parecidos en otras categorías de personal.

Lufthansa prevé ahorrar 1.200 millones de euros de aquí a 2006, 300 millones de los cuales corresponden a gastos de personal. Sin embargo, el lento avance en las negociaciones con los pilotos ha provocado un retraso en este programa, y este año sólo se ahorrará la mitad de los 100 millones previstos.

Lufthansa no ha sido la única compañía aérea que ha recurrido a los salarios de sus pilotos para recortar gastos. Alitalia, que atraviesa una de sus peores crisis, acaba de hacer lo mismo para salvar la quiebra. Sus pilotos también aceptaron aumentar su jornada.

Durante las negociaciones entre la dirección y el sindicato en Lufthansa, el presidente del grupo, Wolfgang Mayrhuber, amenazó con transferir algunos servicios a compañías regionales asociadas a la aerolínea si no se alcanzaba rápidamente un acuerdo con los pilotos.

Evitar la huelga

El acuerdo alcanzado finalmente evita que se convoque una huelga como la registrada en 2001, que se prolongó dos días, también por un conflicto laboral. Los pilotos consiguieron entonces una subida de sus sueldos del 14,8% en dos años (al principio pidieron un alza del 24%).

Pero mucho ha cambiado la situación desde entonces. El sector áereo se ha visto muy perjudicado por los atentados del 11 de septiembre de 2001, la epidemia de neumonía atípica que azotó Asia y, más recientemente, la escalada del precio del petróleo.

Lufthansa prevé registrar un beneficio neto de 200 millones de euros este año, tras haber sufrido una pérdida de 984 millones en 2003 por las amortizaciones extraordinarias en la valoración contable de su división de catering LSG.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de diciembre de 2004