El PP tumba las enmiendas a la totalidad de PSOE e IU a los presupuestos regionales

Simancas y Fernández afirman que el proyecto del Gobierno sólo beneficia a "los poderosos"

El pleno de la Asamblea de Madrid rechazó ayer, gracias a la mayoría absoluta del PP, las dos enmiendas a la totalidad al proyecto de presupuestos para 2005 de la Comunidad, presentadas por PSOE e IU. Las cuentas, defendidas por el Gobierno regional como "los presupuestos de las oportunidades", aumentan un 9% con respecto a 2004, y en ellas, según la consejera de Hacienda, Engracia Hidalgo, "prima casi en exclusiva el gasto social". Los portavoces de PSOE e IU negaron ese supuesto carácter social de los presupuestos y advirtieron de que "endeudan más a los madrileños".

La aprobación del Proyecto de Ley de los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid para 2005 está más cerca, ya que el Grupo Popular en la Asamblea hizo ayer uso de su mayoría absoluta para rechazar las enmiendas a la totalidad presentadas por los partidos de la oposición, PSOE e IU.

Los representantes de estos últimos afirman que los presupuestos -que en 2005 proporcionarán 17.472 millones de euros al Gobierno regional para gastar, un 9% más que en 2004- "están al margen de los intereses y las preocupaciones básicas" de los madrileños. La consejera de Hacienda, Engracia Hidalgo, en cambio, los defendió en la Cámara asegurando que "se trata de unas cuentas donde prima casi en exclusiva el gasto social". En concreto, aseguró que el "80% del incremento presupuestario estará destinado a este tipo de gasto".

Hidalgo explicó que este incremento de las partidas presupuestarias se debe a la "excelente coyuntura económica" que está viviendo la región, lo que "desemboca" en la creación de más empleos. Esto, continuó, "posibilita recaudar más por impuestos" y engordar así las arcas públicas. La consejera de Hacienda subrayó que "el 88% de los ingresos de la Comunidad son de origen tributario". El incremento de la partida permitirá así que "los madrileños paguen menos impuestos en 2005", dijo Hidalgo, "por lo que tendrán más renta disponible para el consumo. Esto estimulará el crecimiento económico y creará más empleo". La consejera aseguró que estos objetivos se conseguirán "sin necesidad de subir los impuestos". "Los presupuestos", concluyó, "contribuirán al progreso y al crecimiento económico" de la región y al objetivo de "impulsar 60.000 nuevos empleos" en el próximo año.

El portavoz socialista, Rafael Simancas, contestó solicitando que el Gobierno "ofrezca un presupuesto con menos propaganda y con más soluciones". Simancas, al igual que el portavoz de IU, Fausto Fernández, negaron el carácter social de las cuentas, ya que "los parados, los jóvenes y mujeres que sufren desempleo y precariedad laboral no encuentran respuestas en estos presupuestos".

Fernández fue más contundente: "Es un presupuesto muy adecuado a la doctrina liberal. Ustedes sólo intervienen cuando les da la gana y para apoyar a los de siempre: a los poderosos". "Elaborar unos presupuestos sociales requiere voluntad política. No es suficiente con repetirlo hasta la saciedad ante un micrófono", señaló el portavoz de IU.

La consejera de Hacienda afirmó que el gasto social se incrementará en materia de sanidad, área que contará con una partida de 5.510 millones de euros, un 9,32% más que en los presupuestos de 2004; y en educación, departamento que podrá gastar 3.994 millones, 290 más que en el ejercicio anterior. Simancas respondió afirmando que el refuerzo presupuestario de estas áreas es "obvio", pero "no por decisión de su Gobierno, sino porque sociales son la mayoría de las competencias" que tiene transferidas la Comunidad. El portavoz socialista negó que estas subidas presupuestarias fueran suficientes, ya que, por ejemplo, señaló, "el presupuesto educativo crece no sólo muy por debajo de lo que crece el gasto en infraestructuras de transporte

[1.428 millones de euros, un 14,56% más que en 2004], sino que crece casi la mitad de lo que aumenta el presupuesto consolidado global y crece casi dos puntos menos de lo que aumentan los ingresos [de la Comunidad] por el sistema de financiación autonómica".

"Nerviosa por la sanidad"

Sanidad, otra área que Hidalgo destacó que se beneficia del incremento de los presupuestos, "crece un 9,1% por debajo de la media y por debajo de los ingresos", afirmó Simancas, negando que sea "una prioridad para el Gobierno". "Comprendo que esté usted nerviosa con la sanidad", se dirigió a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, a quien recordó que ella se había comprometido a dimitir si en noviembre de 2005 hay un solo madrileño que esté esperando más de un mes para ser intervenido quirúrgicamente.

Fernández añadió que estos presupuestos "conseguirán que los madrileños hospitalizados en los pasillos se vean como privilegiados ante los que no tienen acceso ni a eso, una cama en el pasillo".

Lo que echaron de menos tanto Simancas como Fernández fueron medidas concretas reflejadas en los presupuestos para "solucionar el problema de la vivienda". "¿Cómo se atreven a decir a los madrileños que éstos son unos presupuestos sociales, cuando proponen ustedes un mísero aumento del 3,8% en el gasto para resolver el más grave de los problemas sociales?", se quejó el líder de los socialistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 02 de diciembre de 2004.