Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:Signos

La aventura de buscar libros perdidos

La revista literaria Los Papeles Mojados de Río Seco es un ejemplo de una de esas iniciativas que engrandecen a su lugar de procedencia, en este caso la localidad sevillana de Estepa. El número 7 de Los Papeles Mojados de Río Seco, correspondiente a los años 2004 y 2005, presenta poemas de María Dolores González, Fernando Ortiz, Aina Torrent-Lenzen, Rafael Juárez, Pablo Valdivia, Salvador Compán, María Rosal y José Antonio Gómez-Coronado.

Uno de los apartados fundamentales de la revista se centra en la labor de Juan Ramón Jiménez como traductor. El poeta de Moguer participó en la traducción de La Poesía Francesa Moderna. Antología ordenada y anotada por Enrique Díez-Canedo y Fernando Fortún. Los precursores. Los parnasianos. Los maestros del Simbolismo. El Simbolismo. Los poetas nuevos (Madrid, Renacimiento, 1913). Juan Ramón Jiménez tradujo varios poemas, concretamente de Paul Verlaine, Albert Samain, Jean Moréas, Henri de Régnier y Pierre Louys. La revista los recoge.

LOS PAPELES MOJADOS DE RÍO SECO

Revista de letras. Número 7

74 páginas. 6 euros

Sin embargo, si hay algo que hace destacable y llena de atractivo Los Papeles Mojados de Río Seco es una sección de artículos dedicados a Los Libros Perdidos, un fascinante recorrido por obras difíciles de encontrar hoy en día a menos que uno se adentre por las polvorientas selvas de papel de las librerías de viejo. La revista dedica cerca de 40 páginas a esta sección, que está plagada de pequeños tesoros e invitaciones al placer intelectual y la curiosidad.

Baste citar algunos botones de muestra: la novela Escenas junto a la muerte (1931), de Benjamín Jarnés; X, Y, Z, una aventura periodística en la Sevilla de los años treinta; Poesías selectas, de Víctor Hugo, que tradujo Teodoro Llorente en 1860... Son sólo algunos ejemplos. Y, como colofón, una broma literaria publicada en 1933 contra Gregorio Marañón.

Dirigida por Virgilio Cara, está revista cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento de Estepa y la colaboración del IES Aguilar y Cano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de diciembre de 2004