Reportaje:

Mandela, marca registrada

El ex presidente surafricano recurre a los abogados para frenar el abuso comercial de su imagen

La imagen y el nombre de Nelson Mandela aparecen por todos lados en Suráfrica y en el mundo porque es como un santo, pero también porque es bueno para los negocios. No son las avenidas o puentes que llevan su nombre lo que molesta al venerado ex estadista de 86 años, sino la cantidad de tiendas que van desde carrocerías hasta galerías de arte, que no tienen ningún vínculo real con el primer presidente negro de Suráfrica y que, sin embargo, ganan dinero con su nombre.

El peor abuso ocurrió en una página de Internet, www.nelsonmandela.com, que pedía contribuciones que debían ser depositadas en un banco en Chipre. La Fundación Nelson Mandela, organización que vela por el patrimonio del estadista más popular de África, logró cerrar la página. Las tres organizaciones que ha creado Mandela -la Fundación Nelson Mandela, la Fundación de Niños Nelson Mandela y la Fundación de Becas Rhodes Mandela- necesitan donaciones para continuar con su trabajo dedicado especialmente a la lucha contra el sida y a elevar los niveles de educación en el país.

Uno puede comprar desde el muñeco Mandela hasta manteles y monedas de oro

Nelson Mandela ha decidido acabar legalmente con el abuso que se ha hecho de su nombre y ha ordenado a sus abogados que inscriban todos sus nombres como marca registrada. "Mandela quiere tener el derecho exclusivo al uso de su nombre Nelson Mandela, como el nombre de su clan Madiba, como su nombre Xhosa Rolihlahla y su número de preso 46.664" dijo Don MacRobert, el abogado contratado especialmente para que lidie con esta misión. "Es obvio que ellos quieren obtener ganancias del nombre, imagen y propiedad intelectual del nombre mundialmente conocido de Nelson Mandela", agregó.

En Suráfrica uno puede comprar desde el muñeco Mandela para el refrigerador, al que se le pueden poner distintas ropas, pasando por manteles, tarjetas de Navidad y hasta monedas de oro. Pero es lo siguiente lo que rebasó el vaso de la tolerancia de Mandela: la empresa Investgold ICC, que registró el número 08600-46664 como su número telefónico, vende monedas de oro con el rostro de Mandela. "Desde el lanzamiento de la campaña 46664 con un gran concierto de música pop en Ciudad del Cabo (para apoyar la campaña contra el sida), mucha gente vio, debido a la popularidad del evento, que había allí una oportunidad comercial", dijo Tim Scholtz, jefe de operaciones de la Fundación Nelson Mandela.

La disputa empezó en marzo, cuando la Fundación Nelson Mandela quiso abrir una línea telefónica con el número 46664 y descubrió que Investgold les había ganado. En agosto, el abogado MacRobert les envió una carta explicando que la Fundación quiere el derecho de uso exclusivo del nombre de Mandela y el de su número de preso. El viernes pasado, el gerente de Investgold ICC, Gerrit Schwartz, anunció que dejarán de usar el número telefónico, pero que continuarán vendiendo las monedas de oro. "Nosotros apoyamos todo lo que el señor Mandela representa y por lo que la Fundación Nelson Mandela trabaja. Por eso dejamos voluntariamente de utilizar el número telefónico", dijo. Los artistas no se sienten tocados por la acción del ex presidente. Janet Wilson, por ejemplo, quien poco después de las primeras elecciones de 1994 empezó una serie de retratos de Mandela que jugaban con la capacidad de toda persona para reconocer su imagen por muy borrosa que esta fuera. Algunos de los retratos incluso fueron acompañados de latas de Coca-Cola, pasta de diente o teléfonos móviles. "La imagen de Mandela es muy icónica. Empecé a cortar las fotos de él en los diarios para usarlas en mis obras y pronto me di cuenta de que no había día en que no obtuviera por lo menos un par de ellas en la prensa. Mi trabajo empezó a utilizar formas cada vez menos reconocibles y de todas maneras la gente lo identificaba. No se trata de un pensamiento profundo, sino de una mirada a cuantas veces uno lo ve", dijo la artista.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Yda Walt vende manteles y delantales con el rostro de Mandela. Tiene una producción muy pequeña, por lo que no cree que se esté realmente aprovechando del ex presidente. Tiendas como Art África, que vende artesanías del continente, siempre tienen por lo menos media docena de objetos con retratos de Mandela. No hay duda de que el ex presidente africano vende.

La obtención del registro oficial de los nombres de Mandela demorará unos tres años. Mientras tanto, MacRobert ha enviado cartas de advertencias a las empresas y dijo que de ahora en adelante no podrá cualquiera hacer dinero con el nombre de Mandela.

El ex presidente surafricano Nelson Mandela, en 2001.
El ex presidente surafricano Nelson Mandela, en 2001.ASSOCIATED PRESS

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 20 de noviembre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50