Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo de ingeniería Isolux compra la constructora Corsán-Corviam por 325 millones de euros

El grupo de ingeniería Isolux Watt se ha adjudicado la adquisición de la constructora Corsán-Corviam. El importe de la operación se sitúa en unos 325 millones de euros. Este importe puede oscilar ligeramente en función de los ajustes de los balances de las empresas. Según Isolux, la operación supone la constitución de un grupo con una facturación conjunta de 1.500 millones de euros, según las previsiones para 2004. Las dos empresas suman una cartera de contratos pendientes de ejecutar por valor de 5.000 millones de euros, una plantilla de unos 4.800 trabajadores y representación en 36 países.

Corsán-Corviam es una de las primeras constructoras no cotizadas, y su capital estaba repartido hasta la fecha entre las familias Corsini, Cavestany, López Bosch y Bernal. Por esta empresa han pujado las también constructoras Ploder, Altec y San José, así como la inmobiliaria andaluza Somersen y el consorcio de firmas de capital riesgo integrado por 3i, Nmás1 y Dinamia.

Actualmente, la constructora centra sus actividades en tres grandes áreas: construcción y obra civil, concesiones y servicios y promociones inmobliarias. Cuenta, además, con una fuerte actividad de fabricación a través de sus filiales Typsa, dedicada a los prefabricados de hormigón, y Corvisa, líder en el mercado español de emulsiones bituminosas. Ambas tienen fábricas repartidas por todo el terriorio nacional.

Isolux, por su parte, está controlada en un 85% por su equipo directivo, en el que Luis Delso ocupa la presidencia y José Gomis, la vicepresidencia. Las cajas de ahorros El Monte, Castilla-La Mancha y Caja Navarra cuentan con el 5% del capital social cada una.

El grupo comprador se dedica a la gestión integral de proyectos en los sectores de telecomunicaciones, energía, construcción, industria, hidráulica, medioambiente, control, seguridad y servicios. Además, mantiene participaciones en otras empresas como socio financiero a largo plazo. El grupo Isolux Watt emplea a 2.412 trabajadores y cerró 2003 con un beneficio neto de 23,81 millones de euros sobre unos ingresos totales de 571,93 millones. La compañía es el resultado de la fusión en 1991 de Isolux, fundada en 1933, y de Watt, constituída en 1954.

El grupo Corsán-Corviam, por su parte, alcanzó un resultado de 24 millones de euros el pasado año, en el que facturó 655,7 millones de euros. Su plantilla está integrada por 2.387 empleados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de noviembre de 2004