La Comunidad tendrá tres nuevos centros de atención a inmigrantes desde enero

Un punto móvil en Coslada dará cobertura a los nuevos vecinos de 18 municipios

La región tendrá a partir de enero tres nuevos centros de atención social a inmigrantes (CASI) en el distrito de Arganzuela, Arganda del Rey y en Coslada, este último móvil, y que atenderá a extranjeros de 18 municipios. Estos nuevos centros vienen a reforzar los 13 ya existentes en la Comunidad desde febrero de 2002, y que hasta la fecha han atendido más de 150.000 casos. El objetivo de los CASI es conseguir el mayor bienestar de los inmigrantes, prevenir situaciones de riesgo y compensar los déficit sociales, ayudándolos incluso a encontrar trabajo o a facilitarles vivienda temporalmente.

Los 735.298 extranjeros que estaban empadronados en la Comunidad de Madrid en enero de 2004, así como aquellos que en estos 11 meses hayan engrosado la cifra, podrán a partir de comienzos del año 2005 acudir a tres nuevos centros de atención social a los inmigrantes en Arganzuela, Arganda del Rey y Coslada. Estos dispositivos, que complementan la atención social de los servicios sociales de los municipios, pretenden fomentar la integración de los nuevos vecinos, ofreciéndoles asistencia jurídica, social, laboral, y enseñándoles inclusive español a aquellos que desconozcan el idioma.

Otra de las funciones de los CASI es atender en pisos de acogida a inmigrantes que se encuentren en situaciones de necesidad. Ahora 290 personas están recibiendo asistencia en esos pisos de acogida, donde pueden vivir solos o con sus familiares entre un día y tres meses, y donde reciben el asesoramiento de los profesionales (psicólogos, abogados, educadores, mediadores sociales, etc.) que gestionan los CASI que están en funcionamiento. Con los tres nuevos centros, estas plazas de acogida de emergencia se ampliarán en 45 como mínimo, puesto que cada CASI gestiona entre 15 y 21 plazas.

"Buscamos eficacia y calidad en la prestación de los servicios a los inmigrantes, ofrecerles apoyo y cuidados", explica el director general de Inmigración de la Comunidad de Madrid, Carlos Clemente, quien destaca la labor que desempeñan los CASI para favorecer la integración de los extranjeros que llegan a la región, cuya principal necesidad es encontrar un empleo, y posteriormente vivienda.

Los nuevos CASI vendrán, según Clemente, a "acercarse a los inmigrantes", a prestar un servicio "más cercano y humano". Para ello, el CASI Centro-Arganzuela, que se encontraba saturado, va a disgregarse, y Arganzuela, que tiene una población extranjera del 16% del total del distrito, va a contar con un punto de atención social propio. "Ante las nuevas necesidades era preciso un nuevo centro para no saturar a los servicios sociales", añade el responsable de la Comunidad de inmigración.

Entre las iniciativas que parten desde la Comunidad se baraja la posibilidad de que sean asociaciones de inmigrantes las que se presenten para gestionar los CASI. "Los colectivos de inmigrantes podrían facilitar el trabajo a través de la gestión de los centros de atención social porque ellos conocen perfectamente su problemática", explica el director general de Inmigración.

Más cerca del extranjero

El más novedoso de los nuevos CASI es el de Coslada, "una iniciativa pionera en toda España", puesto que tendrá un carácter móvil. Un monovolumen, identificado y dotado de los medios técnicos y funcionales necesarios, dotado de un equipo informático portátil, se desplazará hasta esta localidad para atender las necesidades de 40.000 nuevos vecinos de 18 municipios (Coslada, San Fernando de Henares, Torrejón de Ardoz y la Mancomunidad Dosmildiciséis, que incluye municipios como Cobeña, Paracuellos del Jarama, Ribatejada o Valdepiélagos).

Precisamente este centro de atención nace para acercar las intervenciones individuales, grupales y comunitarias a los extranjeros, que por definición deben realizarse en los espacios más cercanos a sus domicilios, y así evitar los desplazamientos a otros municipios más distantes, con la consiguiente pérdida de tiempo. Con el CASI móvil de Coslada, además, quedará más descongestionado el de Alcalá de Henares, que, según Clemente, "está sobrecargado".

El director general de Inmigración de la Comunidad confía en el éxito de este proyecto, que se ha fraguado con el apoyo de asociaciones de inmigrantes, y que busca "la eficacia y la calidad en la prestación de servicios sociales".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS