Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell multará con 15.000 euros el uso de cebos envenenados

La utilización de cebos envenenados y de cepos para la captura de piezas en la caza quedará prohibida y calificada, por primera vez, como infracción muy grave en la legislación de la Comunidad Valenciana que se está debatiendo en las Cortes, según informan fuentes de la Generalitat.

Así, la utilización de este método de caza llevará aparejada una sanción de hasta 15.000 euros. El máximo responsable de la política ambiental del Consell, Rafael Blasco, destacó, respecto a esta medida, que "la Comunidad Valenciana se va a convertir en una de las más modernas y avanzadas en esta materia ya que no sólo se prohíbe y califica como muy grave esta infracción sino que además se tipifica, por primera vez, como infracción muy grave no denunciar la existencia de los mismos en los acotados de caza".

Blasco se atribuyó con esta medida "liderar la lucha contra el empleo de este método de caza nada selectivo y que puede afectar a especies no cinegéticas", según dijo el consejero. Se castigará tanto el empleo de este método como a aquellos que teniendo conocimiento de esta práctica no lo denuncien. Si éste es el titular del acotado, la sanción puede llevar aparejada la suspensión de la actividad cinegética e incluso la anulación del coto. Esta enmienda, introducida en la nueva Ley de Caza, ha sido resultado de las negociaciones entre los grupos parlamentarios Popular, Socialista y de Esquerra Unida-L'Entesa. Según Blasco, "enriquecemos un documento que va a convertir a la caza en un instrumento para la conservación del medio natural, y con el objetivo de ver optimizadas sus conocidas y valiosas potencialidades sociales y económicas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de noviembre de 2004