Rouco a Caldera: "El que esté trabajando debe tener papeles"

El ministro de Trabajo entrega el Reglamento de Extranjería al presidente de los obispos

"El [inmigrante] que esté trabajando debe tener papeles. Es un principio de dignidad humana". Así de claro se mostró el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, al recibir el borrador del Reglamento de Extranjería que ayer le entregaron el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, y la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí.

"Hay plena coincidencia entre el Gobierno y la Iglesia" en la forma de abordar la inmigración, declaró Caldera al término de la reunión, que se celebró en la sede del arzobispado y se prolongó más de una hora. Durante el encuentro, Rouco expresó su voluntad de cooperar con el Gobierno, a través de las parroquias y las comisiones diocesanas, para informar a los inmigrantes sobre la aplicación del Reglamento.

El ministro relató que había agradecido al cardenal el "importante" trabajo que desarrolla la Iglesia en la acogida y atención a los inmigrantes. "Por eso", explicó, "los obispos están completamente de acuerdo con el fondo del Reglamento de Extranjería y con que éste habilite un canal para regularizar a aquellas personas que, ejerciendo un trabajo en España, no tienen documentos".

Fuentes eclesiásticas señalaron a EL PAÍS que ambas partes "dejaron en el ambiente" la idea de que el texto legal debería ser objeto de "consenso político y social".

En este sentido, Caldera recapituló que el Reglamento cuenta ya con el apoyo de los sindicatos, de los empresarios, de las ONG, de la Iglesia y de todas las fuerzas políticas, salvo el PP, que, según dijo, todavía no le ha hecho llegar sus propuestas sobre el documento para intentar alcanzar un acuerdo.

El Arzobispado de Madrid eludió realizar comentario oficial alguno sobre la reunión. Rouco Varela ya se pronunció públicamente respecto al Reglamento en una pastoral difundida el 23 de septiembre pasado, con motivo de la Jornada Mundial de las Migraciones. En ella, el presidente de la Conferencia Episcopal se congratulaba de que, "con las normas administrativas previstas, gran parte de los inmigrantes que se encontraban en situación de irregularidad puedan acceder a la legalidad".

"No son cuestionables", señalaba Rouco Varela en el documento, "la responsabilidad y el derecho de los Estados para legislar sobre la regulación de los flujos migratorios, considerando las exigencias del bien común", ya que "la acogida debe realizarse siempre respetando las leyes".

El próximo lunes, la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, presentará el proyecto de Reglamento a los integrantes del Foro para la Integración Social de los Inmigrantes. Este órgano colegiado, que tiene como finalidad la participación y la integración de los inmigrantes legalmente establecidos en España, es una entidad de consulta y asesoramiento del Gobierno central y de las administraciones autonómicas y locales en materia de inmigración.Está adscrito a la Secretaría de Estado y compuesto por ocho representantes de las administraciones públicas, ocho de las organizaciones de inmigrantes y refugiados y otros ocho representantes de las organizaciones sociales de apoyo, entre ellas los sindicatos de trabajadores y las organizaciones empresariales más representativas en el ámbito migratorio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de noviembre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50