Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Profesores catalanes y vascos acuden a un acto de apoyo a un docente coaccionado

Convivencia Cívica Catalana congrega a más de 250 personas en la UB

El Aula Magna de la Universidad de Barcelona (UB) se llenó ayer con más de 250 personas en el acto convocado por Convivencia Cívica Catalana (CCC) en apoyo de Francisco Caja, presidente de la entidad. El pasado 19 de octubre, unos encapuchados realizaron en la clase de este profesor de Filosofía de la UB pintadas amenazantes en las que le acusaban de anticatalán; además, sellaron la puerta de su despacho. En el acto de ayer participaron los profesores vascos Gotzone Mora, Carlos Martínez Gorriarán, Eduardo Uriarte -ex militante de ETA- y Mikel Iriondo; los profesores catalanes Xavier Pericay, Josefina Albert, Francesc de Carreras y el propio Caja; el eurodiputado del PP Aleix Vidal-Quadras, y el ex secretario general del Partido Socialista de Euskadi, Nicolás Redondo Terreros.

Durante el acto, un grupo de estudiantes profirieron gritos contra los participantes y varios jóvenes contrarios al acto sufrieron algún empujón. Los participantes leyeron un manifiesto en el que destacaron "el silencio de las autoridades jurídicas y académicas" catalanas ante las coacciones al profesor Caja, lo que supone una "legitimación de éstas". Asimismo denunciaron que días atrás en las paredes de la UB se colgaron carteles en los que se animaba a "dar su merecido" a algunas de las personas que intervinieron ayer en el Aula Magna.

Uriarte mostró su preocupación "por lo que se está viendo en la universidad", ya que "el objetivo de los fascistas es la desarticulación de la ciudadanía" y "lo que quieren es que cada uno se encuentre solo con su miedo", advirtió, en referencia a los ataques sufridos por Caja. Por su parte, éste denunció que "haya que pedir perdón por hablar castellano", y Martínez Gorriarán, portavoz de la Plataforma Basta Ya, señaló la necesidad de que actos como el del 19 de octubre "no se escondan debajo de la alfombra", porque es "un caso de violencia y persecución política" intolerable. La profesora Mora lamentó las muestras de intolerancia "en el sancta sanctórum de la palabra, que es la universidad", y De Carreras advirtió de que "en Cataluña hay que evitar que se den pasos hacia la tensión o la separación" de la sociedad.

Una vez finalizado el acto y cuando los participantes abandonaron la universidad, el rector de la UB, Joan Tugores, convocó a la prensa para leer un comunicado en el que rechazaba los "incidentes" ocurridos ayer contra "estudiantes de la UB" y condenó "los hechos del 19 de octubre". Tugores denunció "los intentos de utilizar" el espacio universitario "para tratar de alterar con todo tipo de medios, incluidas manipulaciones y falsedades, el clima de tolerancia."

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de noviembre de 2004