Pelayo insiste en la "complicada" situación de su pacto con el PSA

La alcaldesa admite que lleva una semana sin hablar con Pacheco

La alcaldesa de Jerez, María José García Pelayo (PP), insistió ayer en la "complicada situación del pacto entre el PP y el PSA. Cuatro días después de arremeter duramente contra su delegado de Urbanismo y líder del PSA, Pedro Pacheco, con quien no ha hablado en una semana, la regidora afirmó: "Estamos debatiendo y cada partido está analizando la situación, que es complicada, no lo vamos a negar".

García Pelayo confirmó que ambas fuerzas políticas se reunirán el lunes para abordar la crisis, aunque no supo confirmar el lugar ni la hora del encuentro. La dirigente popular subrayó que sigue habiendo "malestar" en su partido con el comportamiento del PSA en el seno del gobierno local en los últimos meses. No se atrevió a pronosticar lo que pueda suceder en los próximos días con el pacto por el que ambos grupos se mantienen en el poder.

La alcaldesa desveló que no ha hablado con su socio Pedro Pacheco, ni tan siquiera por teléfono, desde que, hace casi una semana, se declarase la más grave crisis que han vivido PP y PSA desde que trabajan juntos en el Consistorio jerezano. García Pelayo recalcó que todos los problemas se tratarán en la reunión del lunes.

PP y PSA se sentaron ayer a una misma mesa, por primera vez en dos semanas, en la reunión de la Junta de Gobierno local, a la que el pasado viernes faltaron los ediles andalucistas provocando el enfado de sus socios y desencadenando la crisis actual. Ambas partes destacaron la normalidad del encuentro, al que faltó Pacheco y en el que se aprobaron los asuntos de la gestión que se llevaban en el orden del día.

El primer teniente de alcalde y delegado de Urbanismo sigue sin pronunciar ni una sola palabra públicamente sobre los problemas del pacto.

La portavoz del PSA en el Ayuntamiento, Marina de Troya, compareció ayer, nuevamente, ante los medios de comunicación para aclarar que la ausencia de Pacheco a la reunión semanal de la Junta de Gobierno local no tiene nada que ver con la tensión generada en los últimos días. "No ha venido porque se ha cambiado la hora de la reunión y ya tenía compromisos en la Gerencia de Urbanismo", manifestó. De Troya agregó que su grupo continúa reflexionando y a la espera del encuentro del lunes para recibir una explicación por parte del PP.

García Pelayo tuvo palabras también para el PSOE, primer partido de la oposición, al que recriminó que no esté jugando un papel constructivo en esta crisis. No obstante, la intención del PP es tomar contacto con los socialistas y explicarles el momento por el que pasa el gobierno local una vez se haya producido el encuentro con los concejales del PSA.

El presidente del PP de Cádiz, Antonio Sanz, mostró ayer el respaldo del partido a la alcaldesa de Jerez y defendió que "existe una perfecta sintonía" entre ella y las direcciones regional y provincial de la formación ante la crisis de gobierno en este municipio. Sanz aseguró que los populares buscan "lo mejor para Jerez y para sus ciudadanos" y dejó claro que "el PSOE no es la solución".

El dirigente popular aplazó la toma de cualquier decisión definitiva a la reunión que este lunes mantendrán responsables del PP y del PSA en el comité de enlace, que debatirá el futuro del pacto. Para ese encuentro, Sanz reclama a sus socios de gobierno "una reflexión profunda para poner al frente los compromisos con los jerezanos". A la espera de esa reflexión, la actitud del PP será, según explicó, la de "tomar una decisión pensando exclusivamente en el interés" de la ciudad.

Con todo, el presidente del PP gaditano dijo estar "convencido" de que el PSOE "no es la solución" y, por este motivo, anunció que dará "apoyo total" a la alcaldesa de Jerez, a sus concejales y a su gestión al frente del Consistorio.

Sanz dedicó críticas a la portavoz socialista en el Ayuntamiento jerezano, Pilar Sánchez, de quien afirmó que actúa "por resentimiento y venganza porque no ha aceptado la situación del pacto y antepone los intereses de su partido a los de su ciudad". Le animó a que "se preocupe más por la dirección del PSOE, de la que no recibe mucho apoyo, que por los asuntos de los demás".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de noviembre de 2004.