Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Observatorio de Migraciones nace con un retraso de seis años

El organismo promoverá la diversidad e investigará sobre la inmigración

La consejera de Bienestar Social, Alicia de Miguel, presidió ayer la presentación del Observatorio Valenciano de Migraciones, una institución que pretende promover la diversidad y la investigación sobre este fenómeno. El acto se produce seis años después de que el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y la consejería acordaran en un convenio de diciembre de 1998 la puesta en marcha de una entidad similar.

En la presentación del observatorio participó junto a la consejera, el director gerente de la Fundación CEIM (Centro de Estudios para la Integración Social y la Formación de Inmigrantes) -entidad vinculada a los jesuitas-, Joaquín García Roca; el vicepresidente de Bancaja, Vicente Montesinos; el secretario provincial de los jesuitas de Aragón, José María Bernal; y el director del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, Francisco Pérez; representantes de las organizaciones que participan en el observatorio.

Según García Roca, esta iniciativa pretende ofrecer la información necesaria para orientar a las Administraciones en las políticas públicas, a las universidades en las investigaciones en el campo de las migraciones y, además, "busca ser un instrumento que promueva los derechos humanos y las buenas prácticas en cuanto a diversidad y pretende detectar las actitudes racistas y xenófobas". El Observatorio se dividirá en seis áreas: de documentación, de investigación, el banco de datos, de análisis de la información, la red de intercambio de información y la formación. De todas estas secciones, el director del IVIE destacó el análisis de la información y el banco de datos, al que Francisco Pérez tildó de "eje básico del observatorio". Según Pérez, el banco, con más de un millón de datos en la actualidad pero en constante actualización, "facilitará el acceso a los materiales estadísticos que atiendan las necesidades de los estudiosos, profesionales y personas interesados en analizar el ámbito de la inmigración". La residencia, el censo, el acceso al trabajo y a la Seguridad Social, a la educación y la formación, a la vivienda o el movimiento demográfico de los inmigrantes son algunas de las grandes áreas en que está dividida esta base de datos. Por su parte, el apartado del Análisis de la información se basará, según Pérez, en la elaboración de seis informes al año llamado Miradas de la Inmigración en los que se difundirán los aspectos y datos "más interesantes" obtenidos del estudio en profundidad de las cifras del banco de datos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de noviembre de 2004