Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

'Air'Jordan pasea por Valencia

El ídolo de la NBA causa un gran revuelo tras llegar por sorpresa al GP de Motociclismo

¿Se puede ser Michael Jordan y pasar desapercibido? ¿Se puede ser uno de los deportistas más grandes de todos los tiempos y llegar a una ciudad como si nada? El considerado mejor baloncestista de la historia comprendió ayer que no, que pese a tener 41 años y cumplirse 18 meses desde su retirada definitiva, su tirón mundial es único.

La noticia corrió ayer, entre la incredulidad y la sorpresa, por las calles de Valencia. ¡Michael Jordan está en la ciudad! El ex jugador llegó por la mañana a Valencia invitado por Dorna, la empresa que organiza el Campeonato del Mundo de Motociclismo, para presenciar la última prueba de la temporada, este domingo en el circuito Ricardo Tormo de Cheste. En torno al mito, todo fue un halo de suspense mientras periodistas y aficionados se reunían desde el mediodía alrededor del hotel donde se hospedaba, en el centro de la ciudad. Los curiosos observaban a través de los cristales del hotel esperando ver los 198 centímetros de Air Jordan asomando por alguna puerta.

El mítico baloncestista y su séquito llegaron cargados de bolsas de palos de golf

Jordan aterrizó en Valencia rodeado de su séquito privado de once personas, la mayoría de raza negra y de gran corpulencia, y acompañados de una guía española. "La verdad es que impresionaba", aseguraba un dependienta de un horno; "iban todos de negro". Un chófer les llevó desde el aeropuerto de Manises hasta el hotel Astoria, normalmente frecuentado por turistas, y no uno de los más lujosos de la ciudad. El grupo se desplazaba con tres furgonetas, dos grises y una azul, con las lunas tintadas. En el interior, varias bolsas con palos de golf, deporte que apasiona al mito.

Jordan y sus acompañantes, representantes y guardas de seguridad privados, acudieron al mediodía al restaurante Nederlands, situado cerca del hotel. Se sentaron en una terraza exterior, pero la llegada de aficionados que pedían autográfos y querían fotografiarse con el ex jugador les llevó al interior del local. Pidieron ensalada y arroz (no la tradicional paella) y no consumieron postre. Luego regresaron al hotel y comunicaron al chófer que estuviera listo a las cinco de la tarde. "Le estamos esperando, pero no sabemos nada todavía", aseguraba el conductor. El número de curiosos seguía aumentado alrededor del hotel conforme avanzaba la tarde -se llegó hasta los 100 aproximadamente, casi todos adolescentes con camisetas con el 23 grabado en la espalda- mientras que el tráfico se cortaba en la reducida plaza del hotel.

La agenda de Jordan en Valencia hasta el próximo lunes es un secreto bajo llave. El ex jugador tiene previsto acudir hoy a los entrenamientos del circuito de Cheste y disfrutar del golf. Los tres campos existentes en Valencia negaban ayer que hubiera anunciado su llegada o reservado cualquier horario. El campo de golf de El Saler, el más importante de todos, aseguraba incluso que hoy se disputa durante todo el día "un torneo de arquitectos" y que todas las salidas estaban completas: "No hay hueco para nadie". Los otros campos, el de El Bosque en Chiva, y El Escorpión en Bétera, junto al balnerario de La Calderona, también recibían llamadas sin parar para seguir el rastro de Jordan.

El Pamesa, a través de Dorna, le invitó también a presenciar el encuentro del próximo domingo (18.00) en Valencia contra el Unicaja.

Jordan se retiró por primera vez en 1993, luego, tras su regreso, en 1999, y por última vez en abril de 2003, después de ganar seis anillos de la NBA con los Chicago Bulls y cerrar su carrera en los Washington Wizards.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de octubre de 2004