Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atascos por las primeras obras junto a la M-30

Los conductores se encontraron ayer, además de con la lluvia que colapsó las calles de la capital, con los desvíos derivados de las obras en el nudo de la Paloma. Son la consecuencia de las primeras reformas emprendidas dentro de la amplia remodelación de la M-30 proyectada por el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón.

Desde ayer, y hasta dentro de siete meses, cuando culminen estas reformas, los vehículos que pretendan acceder a la M-30 desde la estación de Chamartín por el nudo de la Paloma tendrán que desviarse por la calle de la Buganvilla y la avenida de Burgos, hasta la cuesta del Sagrado Corazón.

Pero en la jornada de ayer fueron muchos los conductores que se sorprendieron al ser desviados hacia la calle de la Buganvilla, ajenos a la noticia de las obras en el nudo de la Paloma. Daniel Arroyo tuvo que ir hasta la plaza de Castilla a dar la vuelta para poder entrar a la calle de Buganvilla desde la avenida de Burgos -Buganvilla ha perdido el doble sentido de la circulación- a dejar unos paquetes. En su periplo perdió una hora.

A Frederic Vincey, que trabaja en el hospital Ramón y Cajal, los desvíos también le cogieron desprevenido. Desde su puesto de trabajo hasta Prosperidad suele emplear 15 minutos. Ayer tarde llevaba 25 minutos en el coche y sólo acababa de acceder al desvío por Buganvilla.

A las 18.00, cuando muchas personas concluían su jornada laboral, recorrer en coche los 250 metros de la calle de Buganvilla costaba al menos siete minutos. Un tiempo que para muchos ciudadanos resultaba "excesivo".

Los vecinos de esta calle también daban su opinión. Manuel Juan Ramírez, si bien estaba de acuerdo con que se acometa la obra, no ocultaba su malestar por "la escasa información que el Ayuntamiento ha dado a los vecinos. "Admitiendo que tengo que estar afectado por las obras, no es lógico que no nos informen de las posibles alternativas para minimizar los efectos", decía.

El Ayuntamiento montará un punto de información sobre estas obras en la avenida de Pío XII, junto a la avenida de Burgos, con horario de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.00, así como un teléfono gratuito (900 77 30 30) para resolver las dudas sobre la remodelación de la autovía urbana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de octubre de 2004