Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Seguro que no

Seguro que cuando los madrileños le eligieron para ser su alcalde, no pensaban en que usted iba a aumentar los impuestos de forma tan exagerada, no pensaron que iba a gastar su dinero en obras que no son necesarias, dejando de lado las que realmente lo son, ni pensaron que circular por Madrid iba a ser un auténtico caos debido a las innumerables obras que hay en la capital.

Señor Ruiz-Gallardón, no se puede fomentar el uso del transporte público castigando a los conductores, aumentando el precio del estacionamiento en la calle (le recuerdo que ya pagamos un impuesto de circulación), si el transporte público no ha mejorado nada. ¿Se ha puesto a pensar en qué ocurriría si un día, digamos el 40% de los madrileños que utiliza transporte privado decidiera utilizar el público?

¿Cree que habría suficientes trenes, autobuses, metros, para llevar a toda esta gente a su lugar de trabajo?

¿Cree de verdad que el transporte público tiene capacidad para hacer frente a esta situación? Piénselo, señor alcalde de Madrid.

Primero mejore el transporte público, aumente la frecuencia, mejore los itinerarios y ya verá cómo los madrileños dejan de usar el transporte privado.

Primero empiece la casa por los cimientos y no por el tejado, ¿o es que lo que de verdad le importa es recaudar mucho más?

Piense que castiga a personas que se dedican a trabajar y no tienen más remedio que coger su coche para poder ahorrar tiempo, piense que hay muchas madres trabajadoras que de esta forma pueden estar más tiempo con su familia. Piense que hay padres que primero llevan a sus hijos al colegio y luego se van a trabajar.

Por favor, piénselo, señor alcalde, y no aumente el precio del estacionamiento (que ya es bastante caro) y ayude a los madrileños, de verdad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de octubre de 2004