Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe de la cúpula militar dice que España "da mucho y recibe poco" de EE UU

El general Sanz pide "un poco más de equilibrio" en la relación bilateral de Defensa

El jefe del Estado Mayor de la Defensa, el general de Ejército Félix Sanz Roldán, reclamó ayer "un poco más de equilibrio" en la relación militar entre España y EE UU. "Damos mucho y recibimos poco", resumió. "En el plano militar, que es en el que puedo hablar, creo que las relaciones se pueden poner en un mejor balance", dijo. Aunque evitó explayarse en quejas, se mostró extrañado de las dificultades que encuentra España en el Programa de Inversiones de Seguridad de la OTAN (NISP) para financiar algunas obras, como el nuevo muelle de la base de Rota (Cádiz).

El nuevo jefe de la cúpula militar aprovechó ayer una conferencia en la sede en Madrid de la Comisión Europea para poner en valor la contribución militar de España a EE UU y lamentar la falta de correspondencia. "Siento que damos más [de lo que] recibimos y que damos con un gran desgaste político de los partidos que en cada caso están en el Gobierno. Se desgastó el PP y se desgastó el PSOE y esa apreciación hay que valorarla", dijo.

Recordó que, durante la Operación Libertad Duradera, de invasión de Irak, 8.000 aviones y 150 buques de EE UU hicieron escala o transitaron por el espacio aéreo español o sus puertos y aguas territoriales. Como media, explicó, en la última década se ha producido un movimiento aéreo cada hora y uno naval cada día. "Esto es una contribución muy notable que, de alguna manera, debería entrar en equilibrio con otras cuestiones", argumentó.

El general Sanz no tiene nada de antiamericano. Al contrario, como responsable de relaciones internacionales del Ministerio de Defensa en los últimos años ha mantenido fluidas relaciones con EE UU. Por eso, el ministro José Bono le encargó una gestión personal con la Embajada estadounidense en Madrid para resolver el malentendido causado por la ausencia de la bandera de las barras y las estrellas en el reciente desfile de la Fiesta Nacional.

El desequilibrio de la relación militar lo admite incluso Washington y, por eso, en el marco de la renegociación del convenio de Defensa se acordó en 2001 la creación de un Comité Bilateral de Alto Nivel que, sin embargo, sólo se he reunido en una ocasión desde entonces.

El general Sanz calificó a España de "magnífico aliado" y recordó que es el país de la OTAN que más cuarteles generales aporta a la Alianza Atlántica y que 675 cuadros de mando están destinados en cuarteles generales en el extranjero.

Precisamente por eso, reclamó "más generosidad" por parte de EE UU a la hora de apoyar "las necesidades de España en el campo internacional", aludiendo a los proyectos de inversiones bloqueados en la OTAN.

Lamentó la falta de de ambición de la UE en materia de Defensa. "Se llama Política Común de Seguridad y Defensa para, acto seguido, decir que no es común", recordó. No obstante, aseguró que España "aportará sus reflexiones y, si es posible, sus medios" para dotarla de un cuartel general operacional.

El jefe de la cúpula militar cifró en 2.350 los efectivos españoles en operaciones de paz. En Bosnia hay 500, bajo mando de la UE a partir de diciembre, y en Kosovo 850, que podrían reducirse o mantenerse. En 15 o 20 días, según su pronóstico, regresará el batallón enviado a Afganistán para garantizar las elecciones, pero seguirá, probablemente con un ligero aumento en el aeropuerto, el contingente desplegado en Kabul. Además, 200 infantes de Marina navegan hacia Haití con la Operación Mar Caribe.

Sanz reveló que 22.500 soldados han participado en la protección de 19 objetivos ( inicialmente eran 40) frente a atentados terroristas tras el descubrimiento en marzo de un artefacto en la línea del AVE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de octubre de 2004