Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide tres años de cárcel para el médico de la 'Juve' por dopaje

Una condena de tres años y dos meses de cárcel para el doctor Riccardo Agricola, jefe de los servicios médicos del Juventus, y de dos años y un mes para Antonio Giraudo, administrador delegado del club, es la petición del fiscal turinés Raffaele Guariniello por el presunto suministro inapropiado de fármacos a los jugadores. Ambos están acusados de presunto fraude deportivo.

La Fiscalía de Turín inició hace años las investigaciones ante la sospecha de que en el Juventus se hubiera practicado en el periodo 1994-1998 "un dopaje enmascarado" mediante el uso de fármacos con un objetivo no terapéutico, sino con la intención de mejorar las prestaciones de los jugadores durante los partidos gracias a los efectos secundarios de los productos.

El fiscal ha solicitado asimismo para Giraudo la suspensión de las funciones directivas por un periodo similar a la duración de la pena de reclusión. Para Agricola, por presunta violación de sus deberes como médico, también pide dos años de inhabilitación profesional.

En sus alegaciones, Guariniello apuntó que "se produjo un uso poco escrupuloso de fármacos sin finalidades terapéuticas, más allá de las condiciones de seguridad". Asimismo, advirtió, se habría realizado "una utilización sistemática de EPO para diferenciar al equipo de los otros".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de octubre de 2004