Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Juntas de Guipúzcoa aumentan un 50% los asesores para los partidos

Las Juntas Generales de Guipúzcoa han visto crecer la cifra de asesores de forma galopante en la presente legislatura. Hace dos años, durante el anterior mandato foral, los grupos políticos contaban en el parlamento provincial con 21 cargos de libre designación. En la actualidad, el personal de confianza de los partidos se eleva a 31, un 47,6% más, según figura en el presupuesto de gastos de las Juntas para 2005, aprobado este mes por unanimidad.

Los 31 puestos de confianza se distribuyen entre seis grupos políticos que suman 51 junteros (16 del PNV, 12 del PSE, 10 de EA, 8 del PP, 3 de EB y uno de Aralar). Se da la circunstancia de que al grupo más minoritario le corresponden más cargos contratados que escaños ostenta en la Cámara. El presupuesto habilita a los partidos la contratación de este personal "con el fin de desempeñar eficazmente las funciones encomendadas".El presupuesto de las Juntas de Guipúzcoa para 2005 asciende a 5,7 millones de euros, lo que supone un incremento del 40% respecto al de 2003, el último gestionado durante la pasada legislatura. Del total, para remunerar a los altos cargos y asesores de confianza (sin contabilizar a los cinco miembros de la Mesa) se reservan 1,4 millones, el doble de lo que tenían asignado hace dos años. Los salarios del personal de confianza en su conjunto suman una cantidad superior al presupuesto que manejan una treintena de ayuntamientos de Guipúzcoa.

Los asesores de los portavoces de los grupos reciben un salario anual de 66.050 euros; un secretario general técnico percibe 50.280 euros; un secretario técnico adjunto gana 44.037 euros; un asesor y un secretario de grupo reciben 35.250 euros, y el asesor y la secretaria de la presidenta de las Juntas ingresan cada uno 35.300 euros al año. Estas retribuciones han experimentado una subida media superior al 10% en todos los casos.

El número de cargos de confianza se ha visto incrementado, en parte, por la existencia de un grupo juntero más durante la actual legislatura (seis frente a cinco de la pasada). EB y Aralar, que no tenían representación hasta las pasadas elecciones forales, cuentan con tres y un representantes, respectivamente, mientras que Euskal Herritarrok ha desaparecido del arco parlamentario tras la ilegalización de la plataforma que pretendía suplantarle en esta institución.

Además, del año 2003 a esta parte, las cuantías de las asignaciones económicas para los grupos junteros también han evolucionado muy alza. De esta forma, si hace dos años cada partido tenía estipulada una cantidad fija mensual de 3.047,5 euros, en el presupuesto de 2005 ha pasado a ser de 3.881,8 euros. De la misma forma, si la asignación por escaño era de 1.485,6 euros mensuales en 2003, a partir del próximo ejercicio se incrementa hasta los 2.139,2 euros. Al margen de estas partidas, los electos perciben dietas por asistencia a las reuniones de la Cámara y una indemnización por gastos de locomoción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 2004