Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los populares extremeños inician su cónclave marcados por la fractura

El PP no ha ganado ninguna elección autonómica en Extremadura, y cada congreso regional se convierte en los últimos años en un foco de tensiones. El Congreso que hoy se inicia en Cáceres enfrenta a la dirección, representada por Carlos Floriano, con un sector critico que encabeza el ex delegado del Gobierno Óscar Baselga, al que apoya el alcalde de Mérida, Pedro Acedo, que fue precisamente la alternativa derrotada hace dos años.

Un total de 458 compromisarios procederán a elegir al presidente regional del PP en un congreso que en sus vísperas ha puesto de manifiesto una tensión inusual en el seno de los populares. El candidato Óscar Baselga llegó a llamar "mala persona" al actual presidente, Carlos Floriano, y le atribuyó también otros adjetivos como "autoritario", "mezquino" y "vengativo".

Desde la dirección regional se palía la crispación afirmando que el congreso será un punto de inflexión para revitalizar el partido. Todos los intentos de Génova [la sede central del partido] por consensuar una candidatura única han resultado infructuosos. Floriano dijo ayer que son "una mayoría generosa dispuesta a aceptar a todo el que quiera trabajar con nosotros", y por aclarar no aclaró nada con la siguiente frase:"Aquí todo el mundo ha querido una lista de integración. Pero la cuestión no es el discurso de unidad, unidad!, sino como se articula esa unidad y en torno a qué criterios el consenso" .

En el otro sector, Baselga destapó la caja de los truenos a finales de septiembre al acusar a Floriano de utilizar "armas tan antidemocráticas como el miedo". Después aparecieron sus hombres más próximos para resaltar sobre todo el apoyo que tenía dentro del partido. La dirección regional, sin embargo, lo pone en duda. Ayer, Pedro Acedo, quien optó a la presidencia regional en el pasado congreso como alternativa a Juan Ignacio Barrero, admitió que la dirección nacional "veía con buenos ojos una sola lista. Pero somos muchos quienes pensamos que con un equipo distinto, el PP puede conseguir el objetivo de ganar al PSOE ".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 2004