Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Administraciones Públicas revela el "deficiente" funcionamiento de las delegaciones del Gobierno

El Ministerio de Administraciones Públicas critica en un informe presentado ayer en el Consejo de Ministros el funcionamiento "deficiente" de las delegaciones del Gobierno y del modelo de Administración periférica acordado en la Ley de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado (LOFAGE) de 1997. El informe señala que los propios delegados de Gobierno manifiestan que "existe un déficit de comunicación y coordinación con los departamentos ministeriales" y que "las quejas de los ciudadanos se multiplicaron por tres respecto al año anterior".

En cuanto a los recursos materiales de las delegaciones y subdelegaciones de Gobierno, que cuentan con 367 locales con un total de 500.000 metros cuadrados construidos, precisa que su estado general es "deficiente e inadecuado" para la prestación de servicios a los ciudadanos. "No ha habido inventario ni planificación de renovación, conservación o eliminación de barreras", según el informe.

En cuanto al personal, el informe señala que su gestión "no ha respondido a ninguna lógica organizativa, sin mecanismos de coordinación y sin evaluación formativa". También critica que "no se han realizado procesos de planificación estratégica en ninguna Delegación".

Asimismo denuncia la "insuficiente dotación y ausencia de planificación" de las nuevas tecnologías así como la "insuficiencia" de la capacidad de líneas de datos, la "obsolescencia" del cableado y la "vejez" del parque de ordenadores.

Como propuestas de mejora, el informe plantea potenciar la función de dirección de los delegados respecto a la totalidad de los servicios periféricos así como "reforzar el liderazgo" de los ministerios de Presidencia y de Administraciones Públicas para solucionar los problemas de comunicación.

Asimismo, propone la realización de un inventario de inmuebles; la elaboración de un plan de gestión y mejora del patrimonio inmobiliario; la implantación de indicadores de medición de la eficacia y calidad de los servicios en las delegaciones de Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 2004