Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barberá da luz verde a la urbanización en la huerta de La Torre

El Ayuntamiento de Valencia aprobó ayer los informes de los técnicos favorables al proyecto que impulsa la Consejería de Territorio y Vivienda en la huerta de la pedanía de La Torre, donde está prevista la construcción de 2.600 viviendas de protección oficial (VPO). El teniente de alcalde, Alfonso Grau, explicó que el plan no se ejecutará hasta que se apruebe la homologación o revisión del plan general de la ciudad, que estudia, entre otras cuestiones, la recalificación de diversas zonas de huerta. En este caso, el Ayuntamiento da luz verde anticipadamente a la declaración de zona urbanizable de la huerta de La Torre, de forma que 382.019 metros cuadrados quedan reservados para la construcción, por parte del Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA), de las VPO, equipamientos, terciario y zonas verdes.

Grau rechazó las críticas del grupo socialista, que rechaza la concentración en el extrarradio de Valencia de viviendas protegidas a costa de la huerta, cuando en el casco urbano queda suelo para levantar más de 40.000 pisos. Según el teniente de alcalde, el plan no supone la creación de "un gueto", ya que las VPO "son dignísimas" y las habitan "las clases medias". El PSPV, así como Per L'Horta, han presentado alegaciones al IVVSA.

Contrata de basura

El equipo de la alcaldesa, Rita Barberá, también aprobó el pliego de condiciones para la nueva contrata de limpieza y recogida de basura, el concurso de mayor volumen tras el del agua potable. La ciudad se divide, como novedad sobre la contrata actual, en tres zonas - norte, sur y franja litoral- y el servicio se adjudicará por 60 millones de euros anuales y 15 años, en vez de los 10 actuales. La creación de una tercera zona, en torno a los poblados marítimos y el puerto, donde se celebrará la Copa del América, se debe a que es un área "de expansión", dijo Grau, quien destacó como requisitos del concurso que las empresas deberán renovar parcialmente los equipos en el octavo año -en principio se barajó que el material fuera nuevo desde el primero-; la reducción del ruido y olores de los camiones; y la ubicación fuera del casco urbano de los depósitos de la maquinaria de las empresas. La concejal de EU María Victoria González ha criticado, entre otros aspectos, que el presupuesto previsto es claramente insuficiente.

El Ayuntamiento, además, aprobó ayer un convenio con la Ciudad de las Artes y de las Ciencias para aportar cuatro millones de euros, derivados de las obligaciones de los urbanizadores de la avenida de Francia, al puente del arquitecto Santiago Calatrava en ese entorno. El coste total, según Grau, se acercará a los 15 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 2004