Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La federación vecinal de Valencia pedirá en su recurso al Supremo que paralice el plan de El Cabanyal

El plan de prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez a través del barrio de El Cabanyal acumula un nuevo recurso. La Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia celebró ayer un pleno para analizar, entre otros temas, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que ha avalado, con 11 votos a favor y ocho contra, el proyecto de la alcaldesa, Rita Barberá. La federación vecinal llevó en su momento el rechazo al plan del PP a los tribunales, y ayer reiteró con rotundidad su oposición a la apertura de la avenida en el corazón del barrio.

La asamblea, con una amplia representación de las 80 asociaciones que integran la federación de Valencia , aprobó así la propuesta de la directiva y del presidente, Antonio Cañuelo, de mantener la vía judicial con la presentación de un recurso ante el Tribunal Supremo.

"El apoyo ha sido total, creemos que la sentencia es injusta y no se ha razonado", explicó Antonio Cañuelo tras la reunión. El TSJ considera que su fallo sobre El Cabanyal no es recurrible, pero la federación preparará una queja al Supremo para el caso en que el tribunal valenciano no tramite el recurso de casación.

Cañuelo confía en que el Supremo acepte revisar la sentencia y anunció ayer que pedirá al alto tribunal que decrete de nuevo la paralización cautelar del proyecto, como ya hizo anteriormente al confirmar una decisión en ese sentido del propio TSJ que pretendía evitar que comenzaran las obras y fuera inútil un posible pronunciamiento judicial contrario al plan.

Los derribos por las obras de la futura avenida afectan a unas 1.100 viviendas y la alcaldesa anunció tras conocerse el fallo que pretende iniciar las actuaciones lo antes posible. Barberá también aseguró que el plan se ejecutaría desde el diálogo con los vecinos y afectados.

Para la federación, el tribunal valenciano no ha tenido en cuenta sus informes, que rechazan el derribo de las viviendas para abrir la avenida en un entorno declarado Bien de Interés Cultural, y se ha apoyado casi exclusivamente en el estudio presentado por el Ayuntamiento de Valencia y firmado por Alejandro Escribano, autor del plan general de la ciudad.

Cañuelo subrayó ayer que "la Ley de Patrimonio histórico es taxativa sobre la no alteración de los entornos BIC", y el plan de El Cabanyal supone en su opinión un ejemplo de variación clara del entramado y carácter de un barrio histórico de la ciudad.

El dirigente vecinal se mostró muy satisfecho por el apoyo de las asociaciones al recurso y añadió: "No perdemos la esperanza porque seguimos creyendo en la justicia".

Con esta decisión, ya son dos los recursos anunciados contra la sentencia del TSJ, ya que la plataforma Salvem El Cabanyal también presentará el suyo.

Durante el pleno vecinal, que además debatió otros asuntos, se repartió a las asociaciones un tríptico sobre las antenas de telefonía, con información sobre sus efectos, las condiciones que deben cumplir y los trámites legales y recursos a su instalación en los edificios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 2004