Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los líderes del partido de Sharon exigen un referéndum sobre la retirada de Gaza

El primer ministro se niega a convocar la consulta tras reunirse con delegados de los colonos

La clase política israelí, con los líderes del Partido Likud a la cabeza, ha empezado a reclamar que la retirada de Gaza y el desmantelamiento de 21 asentamientos judíos en los territorios palestinos sea decidido en un referéndum. La presión a favor de un plebiscito empieza a ser tan firme que podría llegar incluso a doblegar la conocida tozudez del primer ministro, Ariel Sharon, que se ha negado hasta ahora a convocar la consulta, porque, en su opinión, es una maniobra dilatoria de los sectores radicales, que tratan de retrasar la retirada del Ejército prevista para mediados del próximo mayo.

La propuesta de un referéndum nacional, propuesta meses atrás por el ministro de Finanzas, Benjamín Netanyahu, se ha consolidado en las últimas horas tras recibir el apoyo del presidente de Israel, Moshe Katsav, así como de algunas figuras clave del partido nacionalista Likud del propio Sharon. Esta iniciativa empieza asimismo a contar con el beneplácito de un sector del movimiento colono, compuesto por más de 250.000 personas, que hasta ahora se habían negado a negociar sobre lo que ellos llaman su "expulsión" de Gaza.

El apoyo más importante a la iniciativa de un referéndum nacional lo acaba de dar la ministra de Educación, Limor Livnat, una de los colaboradores más fieles del primer ministro y a la vez dirigente con gran influencia dentro del Likud. Livnat ha llegado, incluso, a reunirse con los dirigentes colonos a los que ha sugerido un compromiso histórico, por el que el Likud forzaría la convocatoria del referéndum, a través de un proyecto de ley que sería presentado en breve en el Parlamento, a cambio de una carta de los colonos en la que se comprometen a someterse al veredicto de las urnas.

La presión política a favor del referéndum podría incrementarse en los próximos días, a medida que se acerca el 25 de octubre, la fecha que ha fijado Sharon para llevar el tema a debate y votación en el Parlamento. Pero para ganar esta votación Sharon deberá previamente buscar el apoyo de algunos de los partidos que se encuentran fuera del Gobierno como son el partido Shas o el Laborista

El clamor de la clase política israelí no parece, sin embargo, hacer, por ahora, mella en el primer ministro, que se niega en principio a la convocatoria de una consulta de estas características, porque, en su opinión, es una maniobra de la derecha para retrasar la puesta en práctica del plan. Pero además, Sharon no quiere dar su brazo a torcer en este punto, ya que ello supondría dar la razón a Netanya-hu, su más firme y poderoso rival dentro del Likud, el primero que propuso la convocatoria de un referéndum. Sharon no parece tampoco fiarse de los sondeos que aseguran que el 65% de los israelíes apoyan la retirada de la franja de Gaza. El primer ministro es consciente de que las alternativas son pocas; gana la votación en el Parlamento, convoca el referéndum o convoca elecciones anticipadas.

El plan de salida de Gaza y la evacuación de los 21 asentamientos, en los que viven no más de 8.000 israelíes, ha sido por ahora rechazado en tres consultas. La primera en un referéndum interno en el seno del Likud el pasado mayo, en el que el 59,5% de los votantes lo hicieron en contra, frente a un 39,7% a favor. Luego, el plan fue rechazado en una consulta celebrada en junio en el seno del Gobierno. Pero si todo ello no fuera suficiente, la pasada semana volvieron a ser rechazadas las líneas generales del plan, por 53% contra 44%, en un debate en el Parlamento. Ayer en un intento por buscar una salida a la crisis, el primer ministro se reunió con dirigentes colonos de Cisjordania y Gaza. La reunión, que duró más de dos horas, era la primera que celebraba Sharon con los colonos en los últimos dos años. Algunos de los dirigentes colonos calificaron la reunión de "vergonzosa" y aseguraron que Sharon se había negado a responder a la mayoría de sus preguntas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de octubre de 2004