Análisis:COYUNTURA INTERNACIONAL
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Hablando y soñando

La escalada del precio del petróleo acapara toda la atención porque se ha constituido en el mayor factor de incertidumbre sobre el futuro de las principales economías. En este contexto de máximos del barril de brent, ha pasado casi desapercibido el estudio que, cada tres años, dibuja el mapa del mercado de divisas elaborado por el Banco de Pagos Internacionales (BIS). Aunque se trata de datos preliminares, las cifras son llamativas.

El incremento en el volumen negociado diario ha sido sustancial. El desarrollo de los mercados y la globalización ya apuntaban a un elevado volumen, pero las cifras han sobrepasado ampliamente las expectativas. En un solo día, en los mercados de divisas se negocia por valor de 1,88 billones de dólares, esto es, casi un 20% del PIB de Estados Unidos. El desarrollo en el mercado no organizado (OTC) ha sido aún mayor. Respecto a los datos de 2001, las cifras se han más que duplicado. Es cierto que en los datos de 2001, tras la introducción del euro y la desaparición de las diversas divisas europeas, se observó una reducción sustancial del volumen negociado, pero el aumento registrado desde entonces ha compensado con creces esta caída.

El dólar sigue presente en casi nueve de cada diez de las transacciones internacionales, a pesar de la presencia del euro

Por divisas, el dólar sigue siendo la referencia por excelencia. La corriente de opinión que señalaba al euro como la nueva divisa relevante en los mercados de cambios ha visto sus expectativas decepcionadas. El dólar sigue estando presente en el 89% de todas las transacciones que se realizan, perdiendo apenas 1,6 puntos respecto a 2001. Mientras, el euro mantiene una segunda posición cediendo algunas décimas hasta el 37,2% (37,6% en 2001), seguido de cerca por el yen, divisa que acapara el 20,3% de las transacciones.

Actualmente, el dólar, aunque alejado de los mínimos observados a principios de año, cuando se aproximó a niveles de 1,30 con el euro, acumula una depreciación con la divisa europea de casi el 40% desde principios de 2002. Respecto a su relación de largo plazo, la depreciación es del 15%, situación que no parece que vaya a modificarse a corto plazo. No obstante, no cabe duda de que el dólar sigue siendo la divisa de referencia en los mercados mundiales. Por algo, el precio del barril de petróleo tipo brent, el de referencia en Europa, se sigue midiendo en dólares.

es economista del Servicio de Estudios del BBVA.

Montse Martínez

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS