Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reforma | ENCUESTA MUNDIAL SOBRE EE UU

La guerra de Irak distancia a los mexicanos de Estados Unidos

El apellido Bush es bien conocido en México. El 41º y el 43º presidentes de Estados Unidos tienen su Estado natal en Tejas, un territorio fronterizo que los mexicanos perdieron durante la guerra mexicano-estadounidense en el siglo XIX.

El presidente George Bush firmó a principios de los años noventa el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica, que ha llevado a México a la ya existente asociación de comercio canadiense estadounidense. Su hijo, George W. Bush, era el candidato favorito de muchos mexicanos en 2000 y México fue el primer país extranjero que visitó el presidente rompiendo la tradición de hacerlo primero en Canadá.

En cualquier caso, las cosas han cambiado mucho para Bush. Una figura política desconocida para la mayoría de los mexicanos, John Kerry ha reunido la mayor parte de los apoyos al sur de la frontera en su carrera hacia la presidencia de los Estados Unidos. Quizá no sea Kerry por sí mismo el que haya captado la mayor parte de las expectativas de los mexicanos, sino que en realidad se ha beneficiado del rechazo hacia el presidente Bush. La famosa frase de las elecciones presidenciales de 1992 "es la economía, estúpido" parece haber encontrado otra forma en México: "Es Bush, estúpido".

El 55% de los encuestados por Reforma prefiere que John Kerry gane las elecciones que se celebrarán el próximo 2 de noviembre. Por el contrario, un 20% respalda las aspiraciones de reelección de Bush. Un 33% de los encuestados asegura no haber oído nunca hablar de John Kerry, por un 7% que no sabe nada sobre George Bush.

¿Por qué los mexicanos le han dado la espalda a Bush? No es por la relación bilateral en sí misma, ya que cerca de un 60% de los encuestados considerann que la actual relación entre EE UU y México es muy buena o bastante buena. Es por cómo los mexicanos ven la guerra contra el terrorismo en general y la guerra preventiva en Irak, en particular.

El 83% de las encuestas considera que invadir Irak ha sido un error, a pesar de ello un 92% cree que es muy importante mantener una buena relación con Estados Unidos, una opinión no basada en la diplomacia sino en la vida diaria. Más de un millón de familias reciben la mayor parte de sus ingresos de sus parientes residentes en EE UU.

Sólo unos pocos ven con optimismo la reelección de Bush. Sólo un 15% cree que una victoria republicana mejorara el estado actual de los asuntos internacionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de octubre de 2004