Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

Ciencias Políticas

El Consell de Govern de la Universitat de València aprobó en su sesión de ayer el Plan de estudios para impartir la titulación de Ciencias Políticas y de la Administración, después de tener en sus archivos más de cuatro años el proyecto redactado por un nutrido grupo de profesores de más de una docena de departamentos universitarios. Otras preferencias más perentorias, un clima de desacuerdos políticos entre el Gobierno de la Generalitat y las Universidades valencianas llevaron a que se llevara a cabo la implantación de la licenciatura en otras Universidades, mientras crecía la sensación de que la primera de ellas parecía relegada en un tipo de estudios de tanta importancia para la calidad de la gestión política y el propio bagaje de la clase política y de sus asesores más directos.

Cuando en julio pasado el entonces Conseller de Cultura, Educació i Esport de la Generalitat Valenciana, Esteban González Pons, comunicó el placet gubernamental (es su competencia autorizar la impartición de títulos universitarios en su territorio) para implantar Políticas al Rector de la Universitat de València tuvimos ocasión de saber que era criterio del gobierno valenciano hacer posible que ese desajuste en cierto modo inexplicable se resolviese tanto en beneficio de la UV como en reconocimiento de la calidad de sus departamentos.

La voluntad de la UV de implantar estos estudios tan esperados por los potenciales clientes y tan deseado por las áreas de conocimiento implicadas en su despliegue, se plasmó ayer con el acuerdo de implantar la titulación de modo que pueda reforzarse la titulación ya implantada de Sociología al tiempo que se encarga a la Facultad de Derecho la implantación ya para el curso que viene del primer curso de la licenciatura, y del cuarto curso, es decir, del primer curso de especialización con la indicación expresa de recoger del Plan elaborado hace más de cuatro años aquellos perfiles que permitan ofrecer unos estudios enfocados fundamentalmente a formar buenos técnicos en alta administración pública, buenos gestores para las agendas políticas de nuestras instituciones y, finalmente, solventes asesores para la extensa nómina de think thanks que precisa la política moderna en una sociedad compleja y avanzada.

Quiero aprovechar pues la oportunidad que me brinda esta columna semanal para, en primer lugar, agradecer al Gobierno valenciano su decisión, porque pone fin con ella a una situación paradójica que resultaba poco comprensible en el mapa de titulaciones universitarias de la Comunitat Valenciana; para recordar, en segundo lugar, que la Universitat en definitiva es un servicio público y que este nuevo que va a prestar le acerca de un modo directo al compromiso de colaborar también en la calidad de nuestra política; y, en tercer lugar, para valorar en su justa medida el empeño de nuestras autoridades académicas por recuperar el tiempo perdido poniendo los eslabones precisos para que esa titulación esté en el próximo curso ya en marcha.

Para quienes en su momento apostamos por esa titulación, para la ya contrastada calidad que ofrecen los diferentes departamentos para que tenga éxito de demanda, y para quienes la calidad de la vida democrática está también conectada a la calidad técnica de quienes diseñan y dan forma a las decisiones políticas, la implantación de Políticas en la UV es una excelente y reconfortante noticia.

Vicent.franch@eresmas.net

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de septiembre de 2004