Disminuye la demanda en más de un centenar de las carreras que ofertan las universidades

Sólo Alicante ha superado en la preinscripción las solicitudes del curso pasado

El rector de la Universitat de València dijo en la inauguración del curso que "el número de estudiantes que acceden a las universidades disminuye año tras año", un hecho que no suele enunciarse en las declaraciones oficiales. Pero bastaba con una mirada a los resultados de la preinscripción de junio en el conjunto de las universidades públicas valencianas para percatarse de un nuevo descenso de demanda de estudios universitarios. Si se entra en el detalle, un millar de solicitudes menos que el curso anterior.

Sólo los responsables de la Universidad de Alicante se han mostrado optimistas respecto a la matrícula, con estimaciones a estas alturas de un 90 % cubierto, según dijo días atrás el rector Miguel Louis. De hecho, ésta ha sido la única universidad pública que en la fase de preinscripción de junio ha registrado un aumento de solicitudes y un incremento de plazas adjudicadas, aunque, paradójicamente, cuatro de sus titulaciones no hayan tenido ni 10 solicitudes en primera opción. En todo caso, Alicante ha pasado de las 4.523 plazas adjudicadas en junio de 2003 a las 4.817 de la convocatoria de 2004. En las demás universidades la evolución ha seguido el camino contrario.

Incluso las carreras más solicitadas experimentan ligeros descensos en la demanda. Es el caso de las licenciaturas en Administración y Dirección de Empresas (ADE), Psicología, Medicina o las diplomaturas en Ciencias Empresariales, Maestro en Educación Física y Fisioterapia, que han ido a la baja. Las titulaciones de más tirón son las mismas que el curso anterior, aunque no por el mismo orden, ya que Arquitectura, con una demanda todavía en alza, rebasa a ADE.

Sorprendentemente baja el número de solicitudes en la mayoría de las ingenierías, en especial en las ingenierías superiores, donde sólo mantienen a duras penas el tipo Ingeniero Químico en la Universidad Politécnica e Informática en la Universitat de València. Aunque bajan también en general las ingenierías técnicas, algunas de ellas muestran un comportamiento vigoroso, como es el caso de Obras Públicas y los industriales. La especialidad Mecánica, que ya tenía una demanda alta el curso pasado, recibe 654 solicitudes en primera opción, 30 más que en 2003-04.

Incluso algunas enseñanzas con las notas de corte más elevadas, como Ingeniero de Caminos en la Politécnica (por encima del 7.30), o Periodismo en la Universitat de València que, con un 8,28, tiene la máxima nota de corte del sistema, siguen una línea de demanda descendente. En cualquier caso, éstas son todavía carreras con amplia lista de espera porque la demanda está muy por encima de la oferta. Todo lo contrario que las carreras con más vacantes, entre las que destacan dos de la Miguel Hernández, Ingeniero Técnico Agrícola (especialidad en Explotaciones Agropecuarias), e Ingeniero Agrónomo, con un 90% y 86 %, respectivamente, de vacantes respecto a su oferta, así como la especialidad de Telemática en Ingeniero Técnico de Telecomunicación de la Politécnica, con un porcentaje similar de plazas sin adjudicar en junio.

Una decena de titulaciones ha tenido, en una u otra universidad, menos de diez solicitudes de entrada en primera opción.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

A partir del próximo jueves podrán preinscribirse en las universidades valencianas los poco más de 3.000 estudiantes que acaban de aprobar la selectividad en septiembre. Teniendo en cuenta que ya en junio quedaron casi 4.400 vacantes y que la matrícula efectiva suele dejar aún más vacantes, en la preinscripción de otoño difícilmente cubrirán las plazas ofertadas para el presente curso.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS