Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Revello de Toro aglutina la sensualidad femenina de su obra en Málaga

El pintor de cámara escoge 121 obras para su "última gran exposición"

A Félix Revello de Toro (Málaga, 1926) le cuesta explicar qué tiene de especial cada una de sus obras. Para escoger las 121 que forman parte de su "última gran exposición", inaugurada ayer en el Museo Municipal de Málaga, negoció durante mucho tiempo con el comisario, Elías de Mateo. La retrospectiva resultante, en la que abundan retratos oficiales y el erotismo femenino se convierte en el personaje principal, recoge desde el primer dibujo, de cuando tenía ocho años, hasta su última creación.

Muchas de las modelos del conocido pintor de cámara Félix Revello de Toro ayer no sabían que las obras para las que posaron se expondrán hasta el 21 de noviembre en el Museo Municipal de Málaga. "Alguna, ni siquiera sabe que es la portada del catálogo", contaba, en tono de confidencia, el comisario de la retrospectiva, Elías de Mateo.

Una vida dedicada a la pintura, organizada por la Fundación Unicaja y el Ayuntamiento de Málaga, homenajea al discípulo de Ignacio Zuloaga, y supera en cantidad de fondos y tiempo de exposición a la antológica organizada hace tres años en Madrid.

Revello ha seleccionado entre 2.500 obras las más representativas de sus setenta años de trayectoria. "Cada obra tiene un sello, una impronta que la hace especial", afirmaba ayer un tanto nervioso por los preparativos. La muestra abarca desde su primer dibujo, del Cristo de Mena, hasta piezas de este año.

La retrospectiva hace una parada especial en los retratos de personalidades del mundo de la política, las letras, el deporte o la realeza -con obras como el Retrato del Capitán General Manuel Gutiérrez Mellado- pertenecientes, en su mayor parte a instituciones oficiales como el Ministerio de Defensa, el Ayuntamiento de Málaga o la Diputación malagueña. Recoge el primer Retrato del Príncipe de Asturias, realizado cuando tenía 7 años, y el Tríptico del Mediterráneo, una de sus creaciones más ambiciosas.

En sus obras, Revello de Toro, retrata a sus modelos recostadas o al lado de una ventana, casi siempre con miradas soñadoras y suaves notas de erotismo. La retrospectiva incluye también cuadros de composición, naturalezas muertas, pintura religiosa, carteles y dibujos. Permanecerá abierta de lunes a domingo de 10.00 a 20.00 horas. La entrada es gratuita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de septiembre de 2004