Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad desbloquea las obras de la M-30 en el Manzanares

La autovía comienza a enterrarse en diciembre a su paso por el río

Ayer, Ignacio González, vicepresidente del Gobierno regional, anunció que los permisos para trabajar en el puente de Toledo, en el de Segovia y en las terrazas del Manzanares (zona de protección paleontológica) están "a punto". Y Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de Madrid, informó de que la Confederación sacará hoy a información el proyecto del río.

Trece de los 20 tramos que están sujetos a protección patrimonial en el plan de reforma de la M-30 del Ayuntamiento de Madrid van a ser autorizados por el Gobierno regional, que también ha contestado favorablemente al requerimiento solicitado por la Confederación Hidrográfica del Tajo sobre el tramo del río. Así lo explicó ayer el vicepresidente Ignacio González, tras el Consejo de Gobierno.

El Ejecutivo de Aguirre ya había dado el visto bueno a 11 de los 20 tramos de la obra sujetos a protección patrimonial, y a finales de esta misma semana emitirá un dictámen favorable sobre los tramos que afectan al entorno de los puentes de Toledo y Segovia, así como a las terrazas del Manzanares. Patrimonio ha condicionado su autorización a medidas que preserven estos emplazamientos, ya que las terrazas del Manzanares cuentan con destacados yacimientos paleontológicos.

"Lo único que defendemos es que no se dañen los puentes. Seguro que los expertos de ambas instituciones [Comunidad y Ayuntamiento de Madrid] serán capaces de llegar a un acuerdo", han explicado fuentes del Gobierno consultadas.

Un técnico municipal relacionado con el proyecto ha declarado que "el puente de Toledo va a quedar más seguro con el túnel que como está ahora, ya que se piensa arreglar los pilotes de sustentación de forma que aguante para siempre".

Ayer, un portavoz municipal señaló que el permiso que van a recibir contempla la autorización para poder trabajar con tuneladoras.

La Confereción Hidrográfica del Tajo también ha anunciado que tiene ya listo para información pública el proyecto de la M-30 en el tramo del río Manzanares. "Nos han dicho que el proyecto será publicado previsiblemente hoy en el Boletín de la Comunidad", explicaron ayer fuentes municipales. "A partir de ese momento, y durante 45 días, se abre un plazo de alegaciones. Si no hay nuevas demoras en el mes de diciembre, puede estar ya licitada la obra en la zona del río".

El Ayuntamiento ha realizado un amplio informe, a petición de la Confederación Hidrográfica del Tajo, sobre la repercusión que la reforma de la M-30 tendrá en el río Manzanares, cuyo cauce va a ser modificado. El soterramiento de esta vía de circunvalación, según los estudios, aconseja adoptar muchas medidas de precaución; entre ellas, dragar el río para evitar posibles inundaciones. Así lo confirmó un portavoz de la Confederación.

Todas las obras de acondicionamiento tendrán que ser abonadas por el municipio, pero todavía no se ha cuantificado esta cantidad. La Confederación del Tajo sólo vigilará la zona de la obra comprendida entre Marqués de Monistrol y el nudo sur, que corresponde a la zona de policía del Manzanares. Desde el pasado mes de julio, en la Confederación Hidrográfica del Tajo están depositados 500 folios encuadernados en dos tomos con todos los estudios técnicos, que este organismo dependiente del Ministerio de Medio Ambiente ha solicitado.

En plazo

"Si no existe ningún tipo de complicación estaremos en condiciones de cumplir los plazos que teníamos previstos para llevar a cabo la reforma de la vía", anunció ayer Ruiz- Gallardón.

El próximo lunes comenzarán las obras de la M-30, que se iniciarán en nueve tramos, cuyo contratos de adjudicación fueron firmados el pasado miércoles. Los trabajos empezarán simultáneamente en todos estos tramos a partir del lunes e irán concluyendo entre noviembre de 2005 y la primavera de 2007. En el llamado bypass del sur -túnel de Santa María de la Cabeza- lo primero que se construirá será un pozo de trabajo junto al parque de la Arganzuela. Tendrá 120 metros de largo por 50 de ancho. En esta primera fase, el tráfico no se verá afectado, porque será el momento de las canalizaciones, de levantar las casetas de obra, de actuar en las vías de servicio. Será a partir del 15 de octubre cuando se realizarán los primeros desvíos de tráfico.

Los nueve proyectos que se ponen en marcha han sido adjudicados a las empresas OHL, Sacyr y Aldesa y a las uniones temporales (UTE) formadas por Corsan y Corviam, Sando y Ploder, Ortiz y Ogensa, Necso y Ferrovial y Dragados y FCC, por un importe de 1.080.203.173 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de septiembre de 2004