VIOLENCIA MACHISTA

Herida de gravedad una mujer al ser tiroteada por su ex pareja en Sevilla

El hombre, tras derribar a perdigonazos a la víctima en plena calle, le disparó en la nuca

Una mujer fue tiroteada ayer por su ex pareja, de la que se encontraba en trámites de separación. Los hechos ocurrieron en la avenida de Los Gavilanes de la barriada Juan XXIII de Sevilla. La mujer, Isabel D. D., de 46 años, recibió primero tres disparos de perdigones, que la derribaron, y luego, ya en el suelo, otro en la nuca. Anoche permanecía en la UCI del hospital Virgen del Rocío en estado muy grave. Su marido, Juan M. G., de 53 años, fue detenido minutos después del ataque. No había denuncias previas, según fuentes policiales.

Más información

"Estábamos durmiendo, oímos tres ruidos como de motor de coche; luego, pasados unos 10 segundos, otro más. Nos asomamos por la ventana y vimos a un hombre gritando y saltando en la acera. Había una escopeta tirada en el suelo y una mujer tumbada contra la pared". Isabel Rodríguez y Sergio Martín se encontraban a las 10.30 en su casa, en el cuarto piso del número 64 de la avenida de Los Gavilanes. Fueron testigos de la agresión. Cuando se asomaron por la ventana oyeron que el hombre gritaba: "¡Me has buscado la ruina, llevo 30 años trabajando para ti y te estabas acostando con otro en mi cama!".

Juan M. G., según varios vecinos que presenciaron la agresión, aparcó su coche hacia las 10.00 en la mencionada avenida y esperó fuera del vehículo a que su mujer, que vive a un centenar de metros, apareciese por la calle principal. Cuando vio que llegaba, sacó una escopeta de caza del coche, cruzó la calzada, disparó tres tiros a una distancia de cinco metros, se acercó a ella y le disparó en la nuca. Después, el hombre esperó a que llegara la policía.

"Estaba muy nervioso, y como todo el mundo había salido de los bares se justificaba en voz alta. Tiene la cabeza rapada y es mayor que ella y corpulento. Una vecina nos ha contado que el sábado por la noche discutió con su mujer y la amenazó de muerte", relataba Isabel Rodríguez. La pareja, según los vecinos, tenía dos hijos, estaba en proceso de separación y la mujer había comenzado a trabajar para no tener que depender económicamente de su marido, empleado de la empresa Lipasam, la empresa municipal de limpieza del Ayuntamiento de Sevilla.

"La policía llegó en pocos minutos y cuando le preguntaron qué había pasado contestó: " He matado a mi mujer", contaba ayer Sergio Martín.

Los vecinos que presenciaron el suceso señalaron que dos ambulancias llegaron 15 minutos después de los disparos y que los médicos estuvieron "mucho rato" intentando reanimar a la mujer.

Isabel D. D. recibió cuatro disparos, dos por delante -en el pecho y en la pelvis- y dos por detrás -en las nalgas y en la nuca-. Las heridas más graves afectan a la mandíbula y al cráneo. Según fuentes policiales, nunca había denunciado a su ex pareja por malos tratos.

El pasado 16 de agosto, otra mujer, Dolores S. B., de 44 años, que también se encuentra ingresada en el hospital Virgen del Rocío de la capital andaluza, fue agredida brutalmente en el barrio contiguo por su marido con una barra de hierro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 06 de septiembre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50