EL INICIO DEL CURSO ESCOLAR 2004-2005

El PSOE critica las "grandes deficiencias" en educación

La portavoz de Educación del PP en la Asamblea, Gádor Ongil, acusó ayer al portavoz socialista, Rafael Simancas, de querer transmitir "inestabilidad y preocupación a la comunidad educativa y a los padres" ante el inminente arranque del nuevo curso. Ongil recordó que fue el Gobierno regional del PP el que impulsó el Acuerdo por la Mejora de la Calidad en la Enseñanza, que suscribió en 1999 con los agentes sociales, y añadió que la Consejería de Educación "ya está trabajando" con la comunidad educativa para renovar ese compromiso, que finaliza este año. Ongil respondía así a las declaraciones del portavoz socialista en la Asamblea, Rafael Simancas, que denunció que la Comunidad afronta el inicio del curso escolar con "graves deficiencias" y propuso al Gobierno regional, presidido por Esperanza Aguirre, "un gran acuerdo" para resolverlas. A su juicio, este pacto debería contemplar tres grandes medidas: un plan de ampliación y mejora de los centros educativos, un plan para afrontar la gratuidad de los libros de texto y un plan de incorporación de las nuevas tecnologías.

Aumento del presupuesto

La portavoz del PP, por su parte, restó crédito a las supuestas "carencias" en los centros denunciadas por Simancas y afirmó que el presupuesto educativo para este año se elevará a 159 millones de euros. Estas partidas representan, según la diputada del PP, un incremento del 22% en relación con el año anterior y del 77% con respecto al presupuesto de 1999, ejercicio en el que la Comunidad de Madrid asumió las competencias educativas. "Eso es trabajar y apostar por la educación pública", dijo.

Sin embargo, entre las deficiencias denunciadas por Simancas, éste citó el "déficit de plazas públicas", la masificación de las aulas, la concentración antipedagógica de inmigrantes o el fracaso escolar, y dijo que "esto es consecuencia de la política educativa del PP que se caracteriza por la falta de recursos y la imprevisión".

Simancas hizo estas declaraciones después de visitar un colegio público de Alcorcón donde, según él, debido a la imprevisión del Gobierno regional, las obras de remodelación del centro no estarán listas hasta el próximo mes de diciembre o enero, lo que supondrá que más de 600 alumnos comenzarán el curso entre cascotes. Según el portavoz socialista este colegio "es un ejemplo paradigmático de lo que está sucediendo en la educación pública". Añadió que en la región más de 20.000 niños no han encontrado plaza en educación infantil, 3.000 niños van a estudiar en barracones y 5.000 más en aulas masificadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de septiembre de 2004.