Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Bryant se libra de la cárcel

El fiscal retira la acusación de agresión sexual contra la estrella de la NBA

Kobe Bryant, una estrella de la NBA, suspiró de alivio después de que la fiscalía optara por retirar el miércoles los cargos que pesaban sobre el emblemático jugador de los Lakers, acusado de abusar sexualmente de una joven de 20 años. Se pone así fin a un culebrón que ha hecho correr ríos de tinta durante los últimos 14 meses en Estados Unidos sobre los supuestos abusos del baloncestista y la conducta de la víctima. Kobe no irá a la cárcel y salva su carrera profesional, pero el proceso sigue abierto por la vía civil.

La prensa sensacionalista se ha quedado así sin una de sus principales minas informativas. El caso Bryant era un cóctel explosivo que combinaba fama, violencia, dinero y sexo, elementos suficientes para asegurarse las portadas de los tabloides del país casi a diario. Kobe Bryant, de 26 años, está casado y tiene una hija de un año. Su vida cambió de golpe el verano de 2003, cuando conoció a una joven empleada del lujoso hotel en las montañas de Colorado donde se hospedaba, mientras se recuperaba de una lesión en la rodilla.

El jugador niega que haya compensado económicamente a la denunciante para detener el proceso

El astro reconoció enseguida ante su mujer, Vanesa Laine, que mantuvo relaciones sexuales "consensuadas" con la joven. Y ésta admitió también que fue voluntariamente a la habitación de Kobe, pero explicó que, después de besarse, él empezó a comportarse con agresividad y la violó. Bryant, que negó siempre este extremo, se enfrentaba a una pena máxima de cuatro años de prisión por agresión sexual o 20 en libertad condicional.

El caso ha sido turbulento desde sus inicios, con constantes errores por parte de los juzgados, que llegaron a filtrar el nombre de la víctima y otros detalles sobre su vida privada. A partir de ahí, el proceso se le volvió en contra a la mujer, se debilitó su defensa y empezó a especularse con que la joven estaba mintiendo para conseguir del jugador una cuantiosa compensación económica y fama. Los abogados de Bryant argumentaron en su defensa que la fiscalía estaba escondiendo evidencias que servían para probar su inocencia.

La presión sobre la víctima no paró de crecer después de que se violara su privacidad, según explicó su abogado John Clune, y la joven se negó a participar en el juicio que estaba previsto para los próximos días, después de haber sido amenazada de muerte. La semana arrancó con el rumor, cada vez más fuerte, de que la fiscalía estaba a punto de abandonar el proceso criminal. Un extremo que se materializó ayer después de que el juez del distrito de Eagle (Colorado), Ferry Ruckriegle, suspendiera el proceso y se desestimaran los cargos penales contra Kobe Bryant.

Ahora, como mucho, al baloncestista le podrá caer una multa de 75.000 dólares (62.000 euros) si no prospera su defensa. Pero los abogados de Bryant seguirán defendiendo la teoría de que la joven mantuvo relaciones sexuales con otro hombre antes de presentarse en el hospital y denunciar el asalto. El jugador pidió disculpas por su comportamiento y por las consecuencias que la joven "tuvo que sufrir en los meses posteriores". "Ha sido un año increíblemente difícil para mí también y solamente yo puedo imaginar su sufrimiento", añadió, al tiempo que negaba que hubiera compensado económicamente a la denunciante para parar el proceso.

Ahora se especula con su futuro deportivo en la NBA. A los patrocinadores no les gusta nada que sus chicos estén implicados en escándalos y varias marcas ya optaron por no continuar con los contratos. La revista Forbes calcula que Kobe ingresa sólo a través de publicidad en torno a 15 millones de dólares anuales (unos 12,5 millones de euros), a los que se suman 12,4 millones de dólares de los Lakers.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de septiembre de 2004