Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inquietud por Palestina

"No tienen voz, sólo miradas, miradas que son como una voz vibrante que clama por la dignidad, por la libertad, por la justicia de un pueblo". Con estas palabras, la princesa María Teresa de Borbón Parma relata la emoción que sintió al reunirse hace unos días en Belén con familiares de los presos palestinos que mantienen una huelga de hambre para protestar por el trato que reciben de las autoridades israelíes. María Teresa de Borbón, presidenta de la fundación CIVIS, visitó Ramala entre el 22 y el 25 de agosto invitada por la Autoridad Palestina y mantuvo entrevistas con diversas personalidades de la cultura y la política, como el propio presidente Yasir Arafat. De su encuentro con el líder palestino destaca cómo, a pesar de las presiones de Israel, visita a su pueblo "devastado por la pobreza, cuyo índice se ha elevado el 70% en los tres últimos años; un pueblo agotado por una nueva calamidad: las balas utilizadas por el ejército israelí, las carrocerías de los tanques llevan uranio empobrecido, pero el efecto es conocido: los casos de cáncer se han duplicado y también los casos de infertilidad femenina". Opina la presidenta de CIVIS que los Estados europeos no dan los pasos definitivos como deberían ante la situación que se vive en Palestina y subraya, impresionada, el optimismo perseverante que encontró en la Universidad de Bir-Zeit, "se vuelve a construir lo destruido diariamente o se intenta hacerlo". "Se intenta vivir", añade, "como si... como si las cosas pudieran mejorar, aunque están empeorando... como si la amistad entre dos pueblos que el Acuerdo de Oslo parecía presagiar fuera posible". María Teresa de Borbón reclama con vehemencia que la huelga de hambre de los prisioneros palestinos debe sacarnos de nuestra pasividad. Ayer los presos terminaron la huelga de hambre masiva tras llegar a un acuerdo con las autoridades penitenciarias israelíes.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de septiembre de 2004