Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los demócratas denuncian las "misiones incumplidas"

El Partido Demócrata trata esta semana de hacer una contraconvención en Nueva York, igual que los republicanos instalaron en Boston una oficina de seguimiento y crítica de la convención que coronó a John Kerry como candidato. La campaña demócrata se articula en torno a la desafortunada frase de George W. Bush del 1 de mayo de 2003, cuando aterrizó en la cubierta del portaaviones Lincoln y dijo: "Misión cumplida". Según el presidente del Partido Demócrata, Terry McAuliffe, se utilizará la expresión "misiones incumplidas" para llamar la atención "sobre el historial [de Bush] de faltar a los compromisos con las clases medias para satisfacer a los grupos de interés".

En el despliegue demócrata en Nueva York participarán los senadores neoyorquinos Hillary Rodham Clinton y Charles Schumer, los congresistas Charlie Rangel y Ciro Rodríguez y el gobernador de Iowa, Tom Vilsack. "Cada día de la semana destacaremos la realidad sobre el Gobierno de Bush, la realidad de todas las misiones que fueron incumplidas en los pasados cuatro años. Y no hay nadie a quien pueda culpar, sólo a sí mismo", dijo McAuliffe.

El responsable del partido dio en Washington una muestra de los niveles de agresividad de la campaña al afirmar: "Bush ha engañado a EE UU durante cuatro años. Y ahora desea engañarnos cuatro noches más, pero no funcionará".

Los demócratas organizarán diversos actos, además de las sesiones de crítica y de las respuestas rápidas a los temas republicanos, pero no apadrinan ninguna de las marchas de protesta. Fuentes del partido admitieron además su preocupación por la posibilidad de que las manifestaciones callejeras puedan desembocar en enfrentamientos con la policía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de agosto de 2004