Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casi tres millones de espectadores siguieron la inauguración de los JJ OO

La amplia duración de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, que se alargó casi cuatro horas, no arredró a los espectadores, ya que fue seguida por una media de 2.819.000 personas, con un 34,1% de cuota de pantalla. TVE-1 se convirtió así en la cadena más vista del pasado viernes.

El minuto de oro, que agrupó frente al televisor a 3.944.000 espectadores (37,9% de cuota), tuvo lugar a las 22.33. Y no correspondió al teórico momento cumbre, en que el navegante griego Nikolaos Kaklamanakis encendía el pebetero olímpico, sino a un paseo simbólico, el realizado por un corredor, portando la bandera de estos Juegos de Atenas por las sedes de anteriores ediciones.

Por ámbitos, la ceremonia inaugural tuvo su mayor seguimiento en Madrid y zonas sin cadenas autonómicas, donde la cuota media fue del 41% en ambos casos, con 417.000 y 775.000 espectadores, respectivamente. En el resto de España, fueron los catalanes quienes mostraron mayor interés: un total de 447.000 vieron la retransmisión (31,2% de cuota); el segundo lugar le correspondió a Andalucía, con 405.000 aficionados (28,8%). Por el contrario, Castilla-La Mancha fue la comunidad con menos seguidores: 112.000, aunque con un 35,3% de cuota de pantalla.

Por otro lado, el hecho de que estos Juegos transcurran dentro del huso horario peninsular ha contribuido a un notable ascenso del número de espectadores que ha seguido la inauguración de Atenas 2004, en comparación con los Juegos anteriores. En Atlanta 96 había seis horas de adelanto respecto al horario peninsular y no llegó al millón de espectadores, y en Sidney 2000, con nueve horas de retraso, sólo se rozó el millón y medio. Aunque el récord aún continúa en poder de la ceremonia de inauguración de los Juegos de Barcelona 92, con cerca de seis millones de personas (5.957.000 seguidores).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de agosto de 2004