Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pla anuncia una moción de censura contra Camps si el Consell no supera la crisis del PP

El presidente rechaza la cuestión de confianza por el gran apoyo electoral obtenido

El secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, dio ayer en Dénia un paso adelante para acabar con la, según él, ingobernabilidad del Consell, derivada de la división del PP. Pla instó al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, a someterse a un cuestión de confianza al inicio del curso político, "de lo contrario recurriremos a todos los medios democráticos disponibles, incluida la moción de censura", dijo. "Aunque nunca la firmaremos con tránsfugas del PP", matizó. Camps rechazó la moción de confianza en base al "amplio " apoyo electoral cosechado por el PP.

Pla apoya el modelo urbanístico sostenible de la alcaldesa socialista de Dénia

Para el líder de los socialistas valencianos, la crisis de los conservadores, derivada del enfrentamiento entre los afines al titular Consell y su antecesor en el cargo y actual portavoz del grupo parlamentario, Eduardo Zaplana, ha sumido a la principal institución valenciana "en la ingobernabilidad". Pla acusó a los populares de mezclar las instituciones en su "lucha por el poder". "Estamos asistiendo a la batalla más indecente por el poder dentro de un partido desde la recuperación de la democracia", aseveró. Para el dirigente socialista, la crisis del PP sólo tiene una lectura: "La lucha por el poder, porque políticamente no hay diferencia entre zaplanistas y los campistas, es la misma derecha", explicó.

El dirigente del PSPV subrayó que "si el resultado de la moción de confianza refleja que no puede gobernar, entonces deberá dejar paso y buscar fórmulas para que otros puedan hacerlo". Pla destacó que, en cualquier caso, su grupo nunca firmará el voto de censura con diputados tránsfugas del PP. "Matemáticamente podemos presentarla, y luego que cada uno vote lo que considera oportuno", precisó.

Fuentes del entorno de Camps descartaron ayer que el presidente del Consell recurra a la moción de confianza para superar la crisis, "y mucho menos antes del congreso regional". El cónclave de los populares está previsto para el 20 y 21 de noviembre. El propio Camps salió al paso de la propuesta de Pla para rechazarla. Camps descartó una moción de confianza porque, a su juicio, su gobierno está plenamente legitimado por los positivos resultados electorales cosechados por el PP en la Comunidad Valenciana en los tres últimos comicios.

La división del PP valenciano quedó explicitada hace dos semanas en las Cortes Valencianas, cuando una veintena de diputados partidarios de Zaplana se ausentó de un pleno en el que Camps presentaba su proyecto de inversiones. El gesto de indisciplina quedó impune.La crisis del PP se ha reproducido en otros ámbitos como el Ayuntamiento de Alicante, e incluso ayer, en la reunión del patronato del Misteri d'Elx. El presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, hombre de confianza de Zaplana, criticó al consejero de Educación por dejarle al margen en la elaboración de la nueva ley.

Pla realizó su anunció de moción de censura a Camps tras entrevistarse con la alcaldesa de Dénia, la socialista Francisca Viciano. Durante el encuentro ambos mandatarios pulieron las diferencias surgidas por la no invitación de la alcaldesa a la cena con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con motivo de su visita a la ciudad. Pla ofreció el apoyo del PSPV a la gestión de Viciano, especialmente en el apartado urbanístico. El equipo de gobierno local apuesta por un crecimiento sostenible, aparcando los grandes proyectos, como una macro urbanización de 18.500 viviendas. Viciano también descarta la ampliación del puerto de Dénia si no se tienen en cuentas los intereses generales, frente a los particulares que impulsa algún grupo empresarial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de agosto de 2004