Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos censuran la "demagogia" del PP por cuestionar la actuación del Infoca

UGT y CC OO acusan a las empresas forestales de querer sacar "tajada" del incendio

Los sindicatos UGT y CC OO defendieron ayer la "eficacia" del Plan Infoca y la "profesionalidad" de los trabajadores que pelearon para extinguir el incendio de Sevilla y Huelva. Un día después de que el PP anunciara que pedirá una comisión de investigación en el Parlamento, los representantes sindicales censuraron la "demagogia política". "Se puede hacer toda la investigación que se quiera, pero ha habido un tío que prendió fuego y unas condiciones meteorológicas que hacían imposible actuar", indicaron los sindicalistas Juan Carlos Rueda y Antonio Braza.

Juan Carlos Rueda, secretario general de UGT del Infoca, no se mordió la lengua durante la conferencia de prensa que dieron las dos centrales sindicales sobre la actuación en el incendio, que quemó 27.839,8 hectáreas de superficie forestal en 13 municipios de Sevilla y Huelva. "Se puede hacer toda la investigación que se quiera, pero ha habido un tío que prendió fuego y unas condiciones meteorológicas que hacían imposible actuar", dijo en alusión a la comisión de investigación que pedirá el PP en el Parlamento andaluz en septiembre.

"Lo del PP es demagogia: tenemos un presupuesto, se están haciendo cosas impensables, centros de defensa forestal, aeronaves y ¿nos van a dar clases de cómo se van a hacer las cosas?", soltó después de asegurar que las comunidades autónomas gobernadas por el PP como Castilla-León o Galicia no han profesionalizado sus dispositivos de lucha contra incendios forestales con condiciones laborales dignas y formación adecuada.

"Intentan comparar esto con lo del Prestige para darle caña políticamente a la Consejería de Medio Ambiente", apoyó Víctor Alabarces, secretario de organización de CC OO del Infoca.

La versión facilitada ayer por los representantes sindicales coincide con la información suministrada por los responsables del Plan Infoca para tratar de explicar la magnitud alcanzada por el fuego, el más grave registrado en España desde 1991. "El incendio, que fue provocado, fue detectado por un vigilante del Infoca, se activaron inmediatamente los medios pero la meteorología hacía imposible actuar", narró Antonio Brazo, secretario general de CC OO del Infoca. "No se puede culpar a nadie de eso", agregó. Un día después de que el director general de Gestión del Medio Natural, José Guirado, asegurase que el perímetro potencial del fuego pudo superar las 160.000 hectáreas en vez de las 34.291 finales, los sindicalistas también se sumaron a este análisis. "Con las condiciones meteorológicas podría haber sido más grave, se pueden buscar 10.000 errores pero también 10.000 aciertos", comentó Alabarces.

Modelo "exportable"

Los representantes sindicales elogiaron la labor del personal durante el incendio. "Ha habido compañeros que han estado cinco días fuera de casa, haciendo los descansos imprescindibles y prestándose voluntariamente", destacó Brazo. Para subrayar la "profesionalidad" del dispositivo recordaron la "bajísima" siniestralidad laboral y el control del incendio en la Pata del Caballo, una de las masas forestales más densas sobre la que se localiza una de las "islas" que no se ha quemado. "Nuestro modelo es exportable a otras comunidades autónomas", indicó Alabarces.

Juan Carlos Rueda, que lleva el área forestal a nivel estatal en UGT, explicó que los trabajadores de lucha contra incendios forestales carecen de convenios y formación específicos. "Hasta las brigadas del Ministerio de Medio Ambiente de Doñana se han acogido al convenio del Infoca", comentó.

Después de reivindicar la contratación anual del personal, justo en la antítesis de lo reclamado el jueves por la Asociación Andaluza de Empresas Forestales, que pidió la gestión de los fondos de prevención. "Eso es aprovechar la carroña de un incendio para sacar tajada", recriminó Rueda, quien acusó a las empresas forestales de tener a sus trabajadores en condiciones de "precariedad" y pagarles según el convenio del campo, más bajo que el forestal.

Por su parte, el Defensor del Pueblo andaluz, José Chamizo, anunció ayer durante su visita a la zona incendiada que realizará un seguimiento "de oficio" a las ayudas prometidas a los afectados, informa Efe. Chamizo añadió que los vecinos temen que "se les olvide una vez que haya pasado el impacto emocional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de agosto de 2004