Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Valencia rechaza segregar Benimàmet

El pleno del Ayuntamiento de Valencia rechazó ayer la segregación de la pedanía de Benimàmet de la capital con los votos de los grupos popular y socialista, y la abstención de Esquerra Unida. La propuesta partía de la Comisión Promotora del Nuevo Municipio de Benimàmet, que reunió 4.600 firmas con tal finalidad. A pesar de votar en contra de la separación, el portavoz del PSPV en el Consistorio, Rafael Rubio, denunció las carencias en materia de infraestructuras y servicios que padece el barrio, y planteó estudiar la posibilidad de convertir a la pedanía en una entidad local menor, una categoría en la que sin llegar a elegir alcalde propio, los vecinos tienen competencia para decidir sobre el destino de una parte de sus impuestos.

El teniente de alcalde, Alfonso Grau, negó que Benimàmet sufra abandono alguno y se refirió a proyectos previstos en esta pedanía de 12.000 habitantes, entre los que citó el soterramiento de las vías férreas, la construcción de una biblioteca y de un polideportivo y la apertura de un nuevo acceso a Valencia por la avenida del Maestro Rodrigo. Grau rechazó igualmente debatir la posibilidad de que la pedanía pase a ser una entidad local menor, "porque puede abrir la puerta a la segregación".

Estadio del Levante

El mismo pleno aprobó, también con los votos a favor de PP y PSPV y la abstención de EU, someter a información pública la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en el área del campo del Levante. El equipo podrá construir ahora en las inmediaciones del estadio 1,2 metros cuadrados de techo por cada metro cuadrado de suelo.

En este sentido, Rubio preguntó a los responsables municipales si se aplicarán los mismos parámetros en el caso del campo del Valencia; lamentó que no se hayan abordado conjuntamente las situaciones de los dos equipos, y atribuyó la firma de un protocolo de intenciones entre el Valencia, el Ayuntamiento y la Generalitat, a la voluntad de levantar una "cortina de humo" para disimular los problemas del PP en las Cortes. El concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, afirmó que no se pueden comparar ni tratar conjuntamente las recalificaciones de las dos sociedades deportivas porque en el caso del Valencia "desaparece el estadio", cosa que no ocurre con el del Levante, al tiempo que acusó al grupo socialista de indefinición sobre la materia.

La concejala de EU, Victoria Gómez, explicó que su abstención se debía a que Patrimonio no ha informado de las permutas de los terrenos que acompañan a la modificación urbanística.

Hubo unanimidad, en cambio, en la creación de un museo marítimo aprovechando la celebración de la Copa del América, centrado en la relación de la ciudad con el mar, las rutas náuticas y los restos arqueológicos del llamado puerto de Güeld. El PSPV defendió su ubicación en la dársena interior del puerto, mientras la concejala de Cultura se limitó a pedir el máximo consenso social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de julio de 2004