Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

115 millones de euros para limpiar los nuevos barrios

Madrid

Cinco de los nuevos barrios de la capital -Sanchinarro, Ensanche de Vallecas, Montecarmelo, Las Tablas y Ensanche de Carabanchel- cuentan desde ayer con servicio de limpieza municipal. El Ayuntamiento aprobó en la Junta de Gobierno el gasto de 115,5 millones de euros para contratar los próximos ocho años el servicio que limpiará las vías y, a la vez, cuidará de las zonas verdes. El contrato se adelanta, con mucho, a las necesidades de los 65.000 nuevos vecinos que está previsto que habiten estas zonas residenciales dentro de entre uno y cuatro años. Aún no hay nadie viviendo en el Ensanche de Vallecas; en el de Carabanchel, Las Tablas y Montecarmelo están ocupados el 8,7%, el 4,5% y el 3%, respectivamente, de los pisos previstos, y en Sanchinarro, el 21%.

El Consistorio asegura que el servicio se realizará en dos fases: "Una inicial, con los medios adecuados al grado de ocupación a las viviendas, y una segunda, en la que se aumentarán los recursos según se vayan poblando los barrios".

Por otro lado, el Ayuntamiento despejó ayer el camino hacia otro de los nuevos barrios diseñados en 1997 con la aprobación del proyecto de urbanización de una parte del PAU de Arroyo Fresno (Fuencarral-El Pardo). La parte que se va a empezar a construir es la que cuenta con menos viviendas protegidas -220 del total de 1.132-. Los otros 1.621 pisos de la otra unidad de ejecución -1.280 de ellos de precio protegido- aún tendrán que esperar. Un campo de golf de 623.000 metros cuadrados de la Federación Española será la otra gran construcción del barrio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de julio de 2004