Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tribunal declara ilegal la primera boda gay en Francia

El Tribunal de Gran Instancia de Burdeos declaró ayer ilegal la primera boda celebrada en Francia entre dos hombres. El matrimonio se había realizado el 5 de junio pasado en el Ayuntamiento de Bègle, una localidad de la región de Las Lanzas.

Para el tribunal, el Código Civil francés es lo suficientemente explícito como para considerar nulo de pleno derecho el matrimonio homosexual. El alcalde que lo había celebrado, Noël Mamère sostenía que la ley no prohíbe expresamente la boda entre personas del mismo sexo.

Además del argumento jurídico -ahora desautorizado- Mamère había oficiado la ceremonia civil como un acto militante. Diputado de la Asamblea Nacional y figura destacada del partido ecologista Los Verdes, el alcalde llegó a derramar lágrimas de emoción ante las cámaras de televisión que registraron el acontecimiento. Defendió, y sigue haciéndolo, que la boda gay equivale a abrir el camino para el progreso de los derechos humanos. Días antes de la anulación judicial de esta boda, se ha celebrado otra en un pueblo distinto, pero se le ha dado un carácter "informal".

El Gobierno de centro derecha francés milita activamente contra el reconocimiento del matrimonio gay. El ministro del Interior, Dominique de Villepin, suspendió cautelarmente al alcalde por haber celebrado la boda y advirtió de que haría exactamente lo mismo con cualquier otra autoridad municipal que se atreviese a seguir por ese camino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de julio de 2004