Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apagón informativo de las grandes cadenas

"Cuanto más lo pienso, menos sentido tiene", dice un productor de la NBC. Se refiere a un hecho tan pintoresco como significativo. Varias cadenas árabes dedican más tiempo en antena a la Convención Nacional Demócrata que las grandes televisiones de EE UU. En cambio, las cadenas informativas parecen condenadas a retransmitirlo todo. Sus productores corretean por los pasillos y por la sala central del estadio en busca de ese delegado que se ha hecho un traje con chapas de John Kerry; se aferran a cualquier estupidez como herramienta contra el aburrimiento. Otras cadenas manipulan la cobertura para hacer política en vez de periodismo. Y la prensa extranjera busca un hueco para trabajar.

Al Yazira, la cadena árabe de noticias, tiene un equipo de 16 personas en el Fleet Center de Boston. El Gobierno de Bush ha acusado a la cadena de extender un sentimiento antiamericano. Mientras tanto, las cuatro grandes (NBC, ABC, CBS y Fox) han preferido mantener sus programas de telerrealidad y sus reposiciones de verano y sólo ofrecen tres horas de cobertura en horario de máxima audiencia a lo largo de los cuatro días de la convención. Sólo la cadena pública PBS ofrece las intervenciones y los análisis de manera ininterrumpida.

El argumento para este apagón informativo en las grandes cadenas es la falta de suspense. Hace décadas que el candidato ya no se elige en las convenciones sino que llega elegido de antemano en las primarias. En un debate en la universidad de Harvard, el periodista de la PBS Jim Lehrer acusó a sus competidores en la televisión comercial de no "haber sabido convencer a sus jefes" sobre la importancia que tiene como servicio público la retransmisión de las convenciones.

Prensa extranjera

En el Fleet Center, este año las convenciones están lejos de ser un acontecimiento fácil para la prensa extranjera. Por primera vez en las últimas décadas, el Departamento de Estado ha negado la subvención al Foreign Press Center, una pequeña cantidad de dinero que permitía habilitar espacios y servicios a la prensa extranjera. Un portavoz del Press Center (desde el anonimato) asegura que el recorte de presupuestos es una maniobra del Gobierno contra la prensa internacional por el desprecio a Bush que se recoge en los medios de todo el mundo.

Mientras tanto, la ultraconservadora Fox News, la cadena informativa con más espectadores en EE UU, hace su retransmisión particular de la convención. Sus comentaristas repiten entre carcajadas que la convención es para John Kerry como un episodio de Maquillaje Extremo, el programa de telerrealidad en el que el protagonista se somete a cirugía estética para tratar de ser atractivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de julio de 2004