Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:NACE EL CUARTO BANCO DE LA UE

Relevo en la saga Botín

Jaime Botín abandona el cargo en el Consejo de Administración, al que se incorpora su sobrino Javier

Botín por Botín. Jaime Botín-Sanz de Sautuola, hermano del presidente del Grupo Santander, Emilio Botín-Sanz de Sautuola, abandonó ayer el cargo de consejero y vicepresidente primero del grupo después de 44 años en la entidad. Su sucesor en el cargo será Fernando de Asúa, hasta ayer vicepresidente cuarto, pero será Javier Botín O'Shea, su sobrino, quien ocupe el hueco que deja en el consejo.

Ambos nombramientos, los de Javier Botín y Fernando de Asúa, se realizaron a propuesta de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones, que también decidió la designación de Antonio Basagoiti García-Tuñón como miembro de la Comisión Ejecutiva de la entidad. Con la incorporación de De Asúa a la vicepresidencia primera, el banco trata de cumplir con uno de las recomendaciones del código de buen gobierno que pide que un consejero independiente esté en un puesto de esa relevancia. Alfredo Sáenz, consejero delegado, sigue de vicepresidente segundo, y Matías Rodríguez Inciarte, de vicepresidente tercero. El consejo queda integrado por 20 miembros, sin que se haya cubierto la vacante que dejó el empresario portugués Antonio Champalimaud, fallecido en mayo.

Jaime Botín figuraba, según los estatutos de la entidad, como sustituto de su hermano mayor al frente del Santander en caso de que éste se viera forzado a dejar la presidencia. Jaime Botín ingresó en 1957 en el antiguo Banco Santander y desde 1999 ocupaba una vicepresidencia. Por otra parte, estuvo vinculado a Bankinter desde su fundación en 1965, fecha en la que asumió el cargo de consejero director general, para ser nombrado consejero delegado en 1977. En 1986 pasó a ocupar el puesto de presidente de Bankinter. Lo ocupó hasta mediados de marzo de 2002, cuando le sucedió Juan Arena, pero sigue ligado a la entidad.

Por otro lado, Javier Botín, el nuevo consejero del Santander, propietario de 12 millones de acciones de la entidad, de 30 años y licenciado en Derecho, se incorpora al órgano de dirección como consejero externo, ya que no trabaja en el banco, y dominical, por su participación.

El menor de los hijos de Emilio Botín y de Paloma O'Shea, es socio de MB, agencia de valores, junto con su cuñado Guillermo Morenés, marido de Ana Patricia Botín. El nombre de la entidad responde a las iniciales de sus apellidos. Su hermana también está en el consejo, al igual que su hermano mayor, Emilio.

Mientras la rama de Emilio Botín, que recibió de su padre la presidencia del Santander en 1986, se consolida en esta entidad, la de su hermano Jaime lo hace en Bankinter. Este banco fue fundado por el padre de ambos, Emilio Botín, en 1965 como una nueva fórmula bancaria. Marcelino y Alfonso Botín, hijos de Jaime, son consejeros de Bankinter.

Los Botín no son una familia sólo ligada a la banca, sino que su contribución a la cultura ha sido importante desde que la antepasada del actual presidente del Santander, María Sanz de Sautuola y Escalante, descubriera en el verano de 1879, cuando era una niña y acompañando a su padre, el naturalista santanderino Marcelino Sanz de Sautuola, las pinturas rupestres de las Cuevas de Altamira, en Santillana del Mar (Cantabria).

El actual presidente del Santander, casado con Paloma O'Shea, responsable de la Fundación Isaac Albéniz y de la Escuela de Música Reina Sofía, preside el Patronato de la Fundación Marcelino Botín, institución santanderina que promueve la investigación, el desarrollo social y las artes.

Los integrantes del consejo, al que se incorporó Luis Rodríguez Durón el pasado 26 de abril en representación de la Mutua Madrileña Automovilista, controlan un 9% del capital del Santander, del que un 1,21% pertenece a la mutua.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de julio de 2004