Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las denuncias por maltrato han aumentado un 52% este año

Las causas por amenazas fueron 4.399, y hubo 280 casos de impago de pensión al cónyuge

Los 50 juzgados de instrucción de la plaza de Castilla de Madrid que investigan los asuntos de violencia doméstica han tramitado en el primer semestre de este año 3.677 denuncias por malos tratos en el ámbito familiar, lo que representa un 52% más que en el mismo periodo de 2003.

En ese periodo de 2003, y sólo en lo que respecta a la capital, se registraron 2.423 denuncias por violencia sexista, según la estadística que manejan los jueces de Madrid.

La mayor información y concienciación de las víctimas a la hora de denunciar la violencia que sufren en el seno conyugal y familiar, así como la catalogación como violencia sexista de delitos que antes tenían su propia tipificación penal, está detrás de este espectacular aumento de denuncias, según fuentes judiciales. Casi todas las denuncias van acompañadas de peticiones de protección.

La presentación de denuncias por violencia conyugal observa una curva ascendente en los últimos años, si bien el crecimiento que han experimentado en este primer semestre es considerado por los jueces como "espectacular" (3.677 en los seis primeros meses del año). Hay que tener en cuenta que en el último semestre de 2002 las denuncias por este concepto tramitadas en la capital se elevaron a 2.403. Además, en los seis primeros meses de 2003 hubo 2.423; en el siguiente semestre, 2.993, y, finalmente, en el primer semestre de este año, 3.677.

El pasado mes de septiembre entraron en vigor las medidas judiciales de protección de las víctimas de violencia sexista, tales como el alejamiento del agresor y la adopción de medidas civiles respecto a la custodía de los hijos. La adopción provisional de estas medidas las ha dejado la ley en manos de los jueces de instrucción, que son los que se turnan en las guardias, aunque deben ser ratificadas -o no- por los magistrados de familia en el plazo de un mes. La juez decana de Barcelona ha señalado que algunas denuncias de mujeres son falsas. Esta afirmación fue corroborada después por el fiscal jefe de Cataluña, Joaquín Mena, y también por la junta de jueces de instrucción de Madrid. Fuentes judiciales señalan que, ciertamente, hay extrañas denuncias de mujeres que están inmersas en procesos de separación y que piden una medida de protección para alcanzar un resultado más ventajoso en el proceso de separación.

La nueva normativa sobre las órdenes de protección permite al juez de guardia adoptar medidas drásticas ante un caso urgente de violencia familiar. Por ejemplo, decidir al instante el alejamiento del agresor de la víctima, cuál de los cónyuges se queda provisionalmente en el domicilio y cuál se encarga del cuidado de los hijos. Desde que entró en vigor la ley, raro es el día que no se acercan cuatro o cinco mujeres al juzgado de guardia para pedir protección, según fuentes jurídicas.

Los jueces de Madrid están rechazando en torno al 40% de las peticiones de protección, que suelen ir acompañadas de la respectiva denuncia por maltrato físico o psíquico. Expertos en derecho señalan que raramente se incoan procedimientos por denuncia falsa dada la dificultad de probar el dolo.

Acusaciones falsas

La estadística judicial señala que en el primer semestre de este año se han incoado un total de 93 procedimientos por falsas acusaciones. Según estos medios, esta cifra no está matizada en la estadística y no se refiere únicamente a falsas denuncias por violencia doméstica; incluye todo tipo de acusaciones mendaces. En el último semestre del año pasado se abrieron 81 procedimientos por denuncia o falsa acusación.

Lo que también ha aumentado en el partido judicial de Madrid, aunque muy ligeramente, son los atestados por delitos de abandono de familia. En el primer semestre de este año ha habido 323 denuncias contra ex cónyuges por huir del hogar y dejar a la familia sin recursos para subsistir. Las denuncias por abandono de familia se mantienen en las mismas cifras de los últimos dos años. Si en este primer semestre ha habido 323, en el semestre anterior hubo 302. En los seis primeros meses de 2003 se registraron 317, frente a las 298 contabilizadas en el último semestre de 2002.

Los impagos de pensiones también han aumentado en la capital. Se comete este delito, castigado con penas de cárcel, cuando el cónyuge obligado a pasar una pensión mensual a su ex esposa e hijos elude esa obligación; 280 procedimientos se han abierto por este concepto en los seis primeros meses de 2004, frente a los 246 abiertos en el último semestre de 2003.

Otro de los delitos que más han crecido en este primer semestre de 2004 es el de las amenazas entre personas. Si las amenazas son en el ámbito familiar, ahora se considera violencia doméstica. Entre enero y junio se han interpuesto 4.399 denuncias por amenazas, frente a las 4.294 del mismo periodo de 2003 y las 3.515 del semestre comprendido entre julio y diciembre de 2002. En el último semestre de 2003 hubo 4.086 denuncias por amenazas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de julio de 2004