Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EUSKOBARÓMETRO

El Gobierno tripartito vasco no lograría hoy la mayoría absoluta

La encuesta sobre intención de voto revela una subida muy significativa del PSE-EE

Los tres partidos que conforman el actual Gobierno vasco -PNV, EA y Ezker Batua- no alcanzarían la mayoría absoluta si las elecciones autonómicas previstas en principio para la primavera de 2005 se celebrasen ahora. Ésta es una de las conclusiones que arroja la encuesta sobre intención de voto del Euskobarómetro, que también subraya una subida muy significativa de los socialistas vascos (seis diputados) y la irrupción, con dos representantes en la Cámara, de Aralar, la escisión de Batasuna que lidera el independentista navarro y ex miembro de la Mesa Nacional de HB Patxi Zabaleta.

El Partido Popular retrocede hasta la tercera posición y perdería siete escaños

La encuesta sobre intención de voto en el País Vasco hecha por el Euskobarómetro entre el 3 y el 28 de mayo (con 1.800 entrevistas y con un error de muestra máximo para el conjunto de Euskadi de 2,3%) marca un movimiento de fondo en las tendencias de voto en la comunidad. El Euskobarómetro es una encuesta no gubernamental realizada por la Universidad del País Vasco (UPV) y dirigida por el catedrático de Ciencias Políticas de la UPV Francisco Llera.

La participación estimada se situaría en torno al 75%, varios puntos por debajo de las elecciones de 2001, en las que todos los partidos movilizaron al máximo a sus respectivos electorados hasta alcanzar casi el 80% de participación.

El Euskobarómetro no cuenta con la posibilidad de que la izquierda abertzale pueda presentar una candidatura con personas no contaminadas por haber participado, de una u otra manera, en las plataformas electorales ilegalizadas por el Tribunal Supremo: HB, EH y Batasuna. Ayer mismo, dirigentes de Batasuna criticaron su exclusión de la muestra.

La coalición nacionalista que se presentó en las elecciones de mayo de 2001 bajo el liderazgo de Juan José Ibarretxe, PNV-EA, volvería a ser la oferta electoral más votada en los próximos comicios autonómicos vascos. Sin embargo, la encuesta revela un "ligero retroceso" frente al Euskobarómetro realizado en noviembre de 2003. Pese a todo, sería la oferta más votada en Guipúzcoa (44,5%) y Vizcaya (46,3%) y la segunda en Álava (31,9%).

La victoria del PSOE en las elecciones generales del 14 de marzo tiene una influencia en la nueva encuesta electoral. Hay dos tendencias que se consolidan electoralmente: la subida del PSE-EE y el retroceso de los populares vascos, que presentarán como cartel electoral a la dirigente guipuzcoana María San Gil. La encuesta, con todo, es previa a la designación, en un proceso interno bastante convulso, de la candidata del Partido Popular para los próximos comicios autonómicos. El PP pasa a ser la tercera fuerza política en las tres provincias.

Mientras los socialistas vascos, dirigidos por Patxi López, se beneficiarían del efecto Zapatero en España y despegarían definitivamente hasta alcanzar niveles de voto casi históricos, el PP seguiría su carrera de descenso. De hecho, el PSE roza en esta encuesta el techo logrado en los pasados comicios generales (27,2%), el mejor resultado en la historia del PSE-EE desde la victoria de Felipe González en 1982, y se situaría en ese "ciclo ascendente" con 22 o 23 escaños.

El tirón del PSE-EE es homogéneo en todos los territorios, destacando sobre todo en Álava (donde ganarían tres escaños), seguido de Guipúzcoa (dos) y, finalmente, en Vizcaya, el granero de votos del PNV, donde únicamente subiría un representante. Los socialistas vascos, inmersos ya en su precampaña electoral, ya cuentan con sumar para su partido el voto que tradicionalmente apoya las siglas que gobiernan en España. Pero su objetivo sigue siendo "abrir el partido", desde la base del autonomismo vasquista, a sectores descontentos con "la deriva soberanista plasmada en el plan Ibarretxe".

Madrazo no sube

La formación de izquierdas que lidera Javier Madrazo en Eukadi, Ezker Batua-Berdeak, se resiente de su paso por el Gobierno, aunque según esta encuesta mantendría sus actuales representantes (3). Madrazo asegura públicamente que EB aspira a "cinco o seis representantes" en el Parlamento vasco que surja de las próximas elecciones. Sin embargo, pese al enfriamiento electoral, la encuesta le sitúa como una pieza "clave en la formación de la mayoría gubernamental". Tampoco la suma de populares y socialistas situaría al que en 2001 fue un bloque compacto constitucionalista en la mayoría absoluta (38 escaños). Ninguno de los líderes de aquella operación (Redondo y Mayor) está en activo en la política vasca.

La otra gran novedad en la última oleada de intención de voto es la irrupción, por vez primera, de Aralar, la escisión de Batasuna, en la Cámara vasca. La formación que lidera Patxi Zabaleta lograría, según la encuesta, dos escaños, obtenidos en Guipúzcoa (donde lograría el 6,1%) y en Vizcaya (con el 3,9%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de julio de 2004