El Supremo confirma las penas por la matanza de ETA en Hipercor

La Sala Segunda del Tribunal Supremo confirmó ayer la condena de 790 años de prisión para cada uno de los etarras Santiago Arrózpide Sarasola, Santi Potros, y Rafael Caride Simón, por su participación en la mayor matanza cometida por ETA a lo largo de su historia, la de Hipercor de Barcelona, el 19 de junio de 1987, en la que murieron 21 personas y otras 45 resultaron heridas.

Santi Potros, de 56 años, era el jefe de los comandos ilegales de la banda terrorista en el momento de los hechos y fue quien ordenó el atentado. Rafael Caride, de 59, era el jefe del comando Barcelona, que llevó a cabo el atentado. El Supremo confirma la condena dictada por la Audiencia Nacional hace un año -del primero como inductor y autor por cooperación necesaria, y del segundo como autor material- al estimar que ambos son responsables de 21 asesinatos, 31 delitos y 13 faltas de lesiones y estragos. No obstante, y como ya estableciera la Audiencia, por aplicación del Código Penal vigente en el momento de los hechos, el máximo periodo de permanencia en prisión para ambos condenados es de 30 años.

Los otros autores materiales del atentado, Domingo Troitiño Arranz y Josefina Mercedes Ernaga, ya fueron condenados en 1989 a más de 790 años de cárcel cada uno, con la limitación de 30 años de cumplimiento máximo.

El Supremo desestima los recursos de Caride y Arrózpide basados en que se vulneró el principio de presunción de inocencia pues a su entender no existían pruebas contra ellos. Caride había declarado ante el juez nada más llegar a España que era inocente porque cuando se cometió el atentado él estaba viviendo en Francia.

El alto tribunal rechaza también las alegaciones formuladas por los condenados de que las penas por los delitos de asesinatos y lesiones deberían excluir la condena por delito de estragos.

Arrózpide ha pasado 13 años en cárceles francesas, desde su detención, en septiembre de 1987, hasta el 21 de diciembre de 2000, en que fue entregado a España para ser juzgado por su participación en 39 crímenes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 16 de julio de 2004.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50