Sáez Merino cerrará cuatro plantas y despedirá a 548 de sus 1.600 empleados para fabricar en África

El grupo subcontratará la mitad de su producción de confección en Marruecos y Túnez

El grupo valenciano Sáez Merino, fabricante de Lois, Cimarron, Caroche y Caster, hizo público ayer el plan de competitividad con el que pretende afrontar la caída de resultados y la previsión de pérdidas para este año. El grupo ha decidido cerrar cuatro de sus ocho fábricas y recortar empleo en otra. Las medidas implican el despido de 548 de sus más de 1.600 trabajadores. La textil subcontratará la mitad de la producción de confección en el norte de África, principalmente en Marruecos. Sáez Merino había apostado hasta la fecha por mantener su producción en territorio español.

Sáez Merino anunció ayer su intención de cerrar cuatro de sus ocho centros productivos. Tres de ellos -Torrent, Ayora y Carcaixent- están ubicados en la Comunidad Valenciana y el cuarto en Casas Ibáñez (Albacete). Estos cierres, al igual que un ajuste de empleo en la planta valenciana de Benaguacil afectarán a 548 trabajadores, 411 de ellos en territorio valenciano y 137 en Castilla-La Mancha. El grupo emplea a más de 1.600 personas. Entre el 70% y el 75% de los afectados son mujeres.

El martes, el grupo presentará el Expediente de Regulación de Empleo en el Ministerio de Trabajo y empezará a negociar con los sindicatos de los centros afectados.

El plan de competitividad pasa por externalizar producción. El grupo subcontrata ahora el 15% de sus productos, el 10% en Marruecos. La concreción de sus intenciones supondrá que el 50% de la producción de confección se encargue en el Norte de África, básicamente en Marruecos y también en Túnez.

El recorte de plantas y personal dejará a Sáez Merino con dos fábricas en el área de confección, en Daimiel (Ciudad Real) y Benaguacil, y otras tantas en la textil (en Cheste y Segorbe). El grupo cuenta, además, con dos almacenes en territorio valenciano, sus oficinas centrales. También cuenta, en diversos puntos, con once tiendas, tres de ellas en régimen de franquicia.

"Tenemos que agarrar el toro por los cuernos", dijo ayer el director general del grupo, Vicente Sáez Merino, fabricante de la marca Lois. El empresario defendió su intención de garantizar la viabilidad futura del grupo. Viabilidad, añadió, que pasa por replantear una estrategia que hasta ahora se resistía a sacar la producción fuera del territorio español.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Vicente Sáez Merino esgrimió ayer que el sector textil está en un "proceso de recesión". La liberalización textil que se iniciará en 2005 o la competencia de países con menores costes laborales -Sáez Merino lamentó que Europa sea "una gran ONG" para los productos textiles- fueron algunas de las razones esgrimidas por el responsable del grupo valenciano, que ha visto caer sus resultados desde 2001. Sáez Merino explicó que el grupo "necesita maniobrar en un entorno de máxima competitividad". Según el director general, el hecho de que sus competidores fabriquen en países con menores costes les permite vender a menor precio. "Estamos en precios muy próximos a las marcas de lujo cuando no lo somos", dijo.

En el último ejercicio Sáez Merino facturó 109,8 millones de euros, un 16,1% menos, y aunque ganó dinero, 2,47 millones, redujo el beneficio en un 72,5%. La previsión, además, apunta a que Sáez Merino registrará pérdidas este año, las primeras desde 1994. La firma sufrió en 1992 una crisis que le llevó a suspender pagos ese año y a registrar pérdidas durante los siguientes.

Los sindicatos UGT y CC OO rechazaron ayer, tras reunirse con la dirección de Sáez Merino, el recorte de empleo así como el desmantelamiento industrial y anunciaron el inicio de asambleas para concretar acciones y de contactos políticos. Y desde Alicante, el portavoz del Consell, Alejandro Font de Mora, aseguró ayer que el Gobierno valenciano adoptará medidas para intentar paliar cualquier situación negativa que afecte a los trabajadores de Sáez Merino en la Comunidad Valenciana, según recogió la Agencia Efe.

Vicente Sáez Merino, ayer, durante la rueda de prensa en la que anunció los ajustes que ha diseñado el grupo.
Vicente Sáez Merino, ayer, durante la rueda de prensa en la que anunció los ajustes que ha diseñado el grupo.JOSÉ JORDÁN

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS