Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Carl Rakosi, poeta

Carl Rakosi, un poeta prolífico cuyos versos sin rima eran comentarios precisos, penetrantes y sucintos de la vida tal y como él la percibía, murió el 24 de junio, en su casa de San Francisco, a los 100 años. Citado como uno de los grandes poetas estadounidenses por la Fundación Nacional de Poesía, su obra influyó en las generaciones más jóvenes de poetas, incluyendo a los poetas de la generación Beat.

Rakosi era especialmente conocido por su serie realista de poemas Americana y por otra llamada Country epitaphs, publicada en 1999. Formaba parte del grupo que era conocido como los objetivistas -un término acuñado por Louis Zukofsky-, entre los que estaban Louis Zukofsky, Goerge Oppen, Charles Reznikoff y otros, cuando todos ellos fueron invitados a colaborar en un número especial de la revista Poetry, fundada por Ezra Pound.

La "escritura objetivista", según Contemporary Authors, "se caracteriza por la presentación de imágenes concretas; tratamiento directo del sujeto sin verborrea ornamental; e insistencia en un alto grado de conocimiento del oficio, de tal forma que el poema en sí es un objeto deliberadamente construido en una forma adecuada a su contenido". El término se convirtió "en un incordio", reconoció Rakosi en una entrevista de 2003 para la American Poetry Review, porque pide una definición, pero no puede ser definido por la distinta obra de los cuatro poetas. Diane Wakoski, escribiendo para la edición de 1980 de Contemporary Poets, describió la obra de Rakosi como "breve y llena de brío, pero nada meditativa, aunque aparentemente hecha de conclusiones acerca del significado del mundo". "Como poeta, es una especie de tábano, que no emprende temas épicos..., sino que zumba y aguijonea con respecto a todo, para recordar que vivir de forma inteligente supone no relajarse nunca o pasar por alto las cosas más nimias y tontas: el poeta como comentarista de la vida en su totalidad".

Rakosi publicó más de una docena de libros de poemas, desde Two poems en 1933 hasta The old poet's tale en 1999, a pesar de que su pluma estuvo inmóvil durante casi tres décadas a partir de los años treinta. Después de casarse y ser padre tuvo que ganarse la vida. Eligió el trabajo social, y descubrió que no hacía buena mezcla con ser un poeta. Rakosi también atribuyó su paréntesis a dudas marxistas sobre la utilidad social de la poesía.

Nacido en Berlín el 6 de noviembre de 1903, Rakosi pasó sus primeros años en Hungría y en 1910 fue a Estados Unidos con su padre, un relojero, que volvió a casarse y le crió en Kenosha, Wisconsin. Nunca volvió a ver a su madre, que murió en Auschwitz. Obtuvo una licenciatura y un master en Psicología en la Universidad de Wisconsin y más tarde otro master en Trabajo Social en la Universidad de Pennsylvania.

Tras enseñar brevemente en la Universidad de Tejas en Austin, emprendió carrera como asistente social, consejero familiar y psicólogo.

Trabajó en Chicago, Boston, Nueva York, Nueva Orleans, Austin, San Antonio, San Luis y Cleveland, y desde 1945 hasta que se jubiló en 1968 fue director ejecutivo del Servicio de Familias y Niños Judíos de Minneapolis.

De forma fortuita, cuando pensaba en su jubilación, Rakosi recibió la carta de un admirador, un estudiante británico que estaba familiarizado con sus primeras obras y preguntaba si seguía escribiendo. "Fue como una misiva procedente de otro planeta", dijo Rakosi en una entrevista para American Poetry Review. "Durante mucho tiempo había dado por hecho que nadie, y quiero decir nadie, recordaba ya mi obra o recordaba mi nombre tan siquiera. Que encontrase tan interesante mi obra significaba que quizá también pudiera serlo para otros de su generación. Esta idea se adueñó de mí con rapidez y me movió a escribir de nuevo".

Rakosi escribió libros de poesía como el que hace rosquillas, y publicó el grueso de su obra en las últimas décadas. La Donación Nacional para las Artes le dio premios y becas en 1969, 1972 y 1979. Recibió un premio a los servicios distinguidos de la Asociación Nacional de Poesía en 1988 y el premio PEN en 1996 por su libro Poems, 1923-1941, publicado el año anterior.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de julio de 2004