Detenido un conductor que iba a 239 km/h por la autopista

Arrestado el causante de un accidente en el que murió una niña de 6 años

Los Mossos d'Esquadra detuvieron anteayer al conductor de un BMW 330 tras detectar en un control de velocidad que Antonio C. R., de 36 años, circulaba exactamente a 239 kilómetros por hora en la AP-2, a la altura de la Bisbal del Penedès (Baix Penedès). Esta cifra representa la máxima velocidad detectada hasta hoy en los controles de velocidad de los Mossos d'Esquadra. Se trata de un infractor multirreincidente.

Antonio C. R. ya fue detenido el 13 de febrero en las comarcas del Ebro, en la AP-7, por conducir a 211 por hora, según los Mossos d'Esquadra. En esa ocasión, la policía autonómica había abierto diligencias con el objetivo de retirarle el permiso de conducir, un proceso que estaba aún en marcha.

Al margen de estas denuncias por exceso de velocidad, el detenido tiene acumuladas otras varias denuncias por no pasar la inspección técnica (ITV), por no llevar el seguro obligatorio, por hablar por el teléfono móvil mientras conducía y por desobedecer a los agentes de la autoridad, todas en la demarcación de Barcelona. Ahora, Antonio C. R. se enfrenta a un proceso penal, según manifestaron ayer los Mossos d'Esquadra, no por sus antecedentes, sino por la "descomunal" velocidad que detectó el radar, circunstancia que le convertía en un "peligro" para el resto de conductores.

En este tramo, la velocidad máxima está limitada a 120 kilómetros por hora. La hora en la que fue detectada la infracción, a las cinco de la tarde, es un momento en el que la AP-7 registra habitualmente un tráfico muy por encima de la media habitual.

Los agentes, tras observar la cifra de 239 kilómetros por hora en el radar, persiguieron al infractor hasta una salida de la autopista en sentido a Barcelona, donde lograron detenerle. Antonio C. R., vecino de Sant Vicenç de Montalt (Maresme), una localidad conocida por sus urbanizaciones caras, poseía también un vehículo de gama alta y hasta hoy había ido abonando sus numerosas multas y acumulando nuevas.

El detenido pasó una noche en las dependencias policiales de los Mossos d'Esquadra en Tarragona y ayer salió en libertad con cargos. Su vehículo ha quedado inmovilizado en el cuartel de El Vendrell.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Niña fallecida

Los Mossos d'Esquadra detuvieron también ayer, en Lleida, a Àngel S. R., de 29 años y vecino de Andorra, por un presunto delito de conducción temeraria con el resultado de muerte de una niña de seis años, informa Lluís Visa. La víctima viajaba en el vehículo accidentado sin ningún sistema de seguridad, contrariamente a lo que establece la normativa de Tráfico.

El detenido, que fue puesto en libertad tras declarar en dependencias policiales, sufrió a las 22 horas del pasado viernes un accidente de circulación en el kilómetro 55,7 de la carretera C-14, a la altura del municipio de Passanant (Conca de Barberà). El turismo que conducía Àngel S. R. se salió de la vía. El conductor y su acompañante, Ester N. M., de 31 años, también vecina de Andorra, resultaron heridos graves y fueron trasladados al hospital Arnau de Vilanova de Lleida. Una hija de la pareja, de seis años, falleció en el acto.

Los mossos que instruyeron el atestado comprobaron que no había implicado ningún otro vehículo en el accidente y que el mismo se debió a la conducción temeraria del detenido, que, según algunos testigos, realizó momentos antes del percance diversos adelantamientos en lugares sin visibilidad y en un tramo de carretera muy sinuosa. Como consecuencia de la conducción temeraria, el conductor puso en peligro la vida de otras personas y acabó perdiendo el control del vehículo, que se salió de la vía y dio varias vueltas de campana.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS