EE UU acusa al guardaespaldas de Bin Laden de "terrorismo"

El Pentágono formuló anoche cargos de conspiración y terrorismo contra el que fue cinco años chófer y guardaespaldas de Osama Bin Laden, Salim Ahmed Hamdan. Yemení de 34 años, fue arrestado hace dos años en Afganistán y desde entonces está recluido en la base de Guantánamo, donde será juzgado, en fecha no fijada, por un tribunal militar. Según un portavoz oficial, la fiscalía no pedirá la pena de muerte. Es el cuarto detenido en Guantánamo que afronta un juicio ante una corte militar.

Ahmed Hamdan está acusado de conspirar con Bin Laden y otros dirigentes de Al Qaeda "para atacar civiles, atacar objetivos civiles, cometer asesinato y destrucción de propiedades". Según el pliego de cargos, Ahmed Hamdan permaneció a sueldo de Bin Laden a sabiendas de que su jefe dirigía una "empresa criminal" que había atentado contra EE UU. En concreto, le acusan de ser testigo de la preparación de los atentados contra las embajadas de Tanzania y Kenia en 1998, y los del 11 de septiembre de 2001, y de trasladar a Bin Laden en un convoy a través de Afaganistán mientras se perpetraban esos atentados. Según su abogado, Ahmed Hamdan "sólo trataba de ganarse la vida con el primer empleo que encontró como conductor".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS